Barómetro Social de España, ¿vamos bien?

En el libro Barómetro Social de España, del Colectivo IOE, nos muestran un conjunto de indicadores que deberían medir la evolución del bienestar social en España durante el período 1994-2006, tomando como parámetros la renta, empleo, salud, educación, vivienda, protección social, seguridad y justicia, medio ambiente, participación ciudadana, relaciones internacionales e igualdad de género. Y los resultados evidencian paradojas, luces y sombras, de manera que si después de leer el libro hubiese que contestar a la pregunta ¿España va bien? es posible que no supiéramos qué decir.

Algunos datos de interés reflejados en la obra:

  • Mientras el capital (inmobiliario y financiero) se ha más que duplicado (con un crecimiento anual del 8%) las rentas salariales se han estancado (con una reducción del salario medio del 2,4%). Los sectores más perjudicados son las mujeres, los jóvenes y los inmigrantes no comunitarios.
  • Las desigualdades de ingresos y patrimonio se han ampliado, sobre todo a consecuencia del encarecimiento de la vivienda: los propietarios de suelo y promotores inmobiliarios se han enriquecido “desmesuradamente” a costa de endeudar a los compradores, que necesitan doble número de salarios para pagar un piso medio, que ha triplicado las deudas de los hogares. Según la Encuesta Financiera de las Familias del Banco de España, aplicada en 2002 y 2005, el patrimonio medio de la cuarta parte de hogares más ricos era 41 veces superior al de la cuarta parte de hogares más pobres (el diferencial en 2002 era de 33, lo que supone un incremento de la desigualdad del 23% en sólo tres años).
  • El gasto público en políticas sociales, que experimentó un gran crecimiento entre 1975 y 1993 (+12,4 puntos del PIB), ha retrocedido entre 1994 y 2005 (-3,5 puntos del PIB), alejándose de la media europea.
  • Ha crecido la privatización de la sanidad, la educación, la vivienda y las pensiones. Esta tendencia tiene como principal efecto una dualización de los servicios y prestaciones, en perjuicio de los sectores sociales con menos recursos.
  • Hay mayor deterioro medioambiental, ya que el modelo de producción y consumo ha dado lugar a un intenso deterioro del aire y el agua: la emisión de CO2 ha crecido tres veces más de lo comprometido en el Protocolo de Kioto; el consumo de energía ha crecido, en relación al PIB, a un ritmo doble que la media europea; y el uso de plaguicidas que contaminan la tierra y el agua ha aumentado en un 60%.
  • La consolidación de España como â??país del Norteâ? se ha realizado en la frontera de mayor desigualdad económica y ecológica del planeta, aquella que separa Europa y África. En 2005 los pagos del servicio de la deuda externa desde el Sur hacia el Norte fueron 5,3 veces mayores que la ayuda oficial al desarrollo del Norte hacia el Sur, un diferencial que duplica el existente en 1994. Las empresas transnacionales españolas, apoyadas por la política exterior del gobierno (créditos FAD y CESCE), han contribuido cada vez más con sus inversiones a esa deuda externa del Sur.

Visto en canalsolidario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>