La libertad de prensa

libertad de prensa

En la película de John Ford â??El hombre que mató a Liberty Valanceâ? (1962), se relata la historia de un pequeño pueblo perdido en el Oeste americano que está dominado por el terror que impone Liberty, un pistolero a sueldo de los terratenientes de la zona. Nadie se atreve a hacerle frente, nadie excepto Ranse, un joven licenciado en derecho recién llegado al lugar que, ni corto ni perezoso, pretende imponer la justicia y el orden armado únicamente con una maleta llena de libros de leyes.

A pesar de las contínuas amenazas y animado por el valor que demuestra Ranse, Dutton Peabody se decide a denunciar en su periódico, el â??Rainbow Starâ?, la situación de extrema violencia y coacción en la que vive el pueblo. Finalmente, las amenazas se cumplen y las oficinas del periódico son asaltadas por Liberty y sus â??muchachosâ?: Peabody, brutalmente golpeado, está a punto de morir.

Ana PolitkovskayaEsto es ficción, pero el asesinato de la periodista rusa Anna Politkóvskaya hace tres semanas, no lo es. Politkóvskaya era conocida por su firme oposición a la política del presidente Putin en Chechenia y había recibido numerosas amenazas de muerte que, desgraciadamente, han terminado por cumplirse.

José CousoLa libertad de prensa está -hoy como ayer-, amenazada desde diversos frentes; por un lado, en los países no democráticos muchos periodistas son perseguidos, torturados o encarcelados; por el otro, los reporteros de guerra se han convertido en un blanco prioritario, especialmente para las poderosas fuerzas de ocupación: el asesinato del cámara español Couso en la guerra de Irak, es un claro ejemplo de lo molestos que pueden llegar a resultar los testigos. Finalmente, en nuestros países democráticos occidentales ya no se persigue tanto la libertad de prensa: aquí lo que sucede es algo más â??civilizadoâ?, aquí, a veces, sólo se la quiere comprar y/o sobornar.

María Sanjuán

Un pensamiento en “La libertad de prensa

  1. ¡ah! los medios de comunicación… que gran debate.

    Sin duda alguna, de alguna manera o de otra, TODOS los medios de comunicación tienen trabas de algun tipo.

    En primer lugar estan las ajenas. Nadie podra quitar la libertad a alguien de decir lo que piensa aunque desafortunadamente hay gante que tiene el poder para matar, encarcelar u torturar a aquel que dice la verdad que repudian aquellos de dicho poder. Por supuesto, esta situación es una desvergüenza para el que la consiente y para el que usa el poder de esa manera.

    Y por otra parte, estan las manipulaciones propias. Esto ya si que es una desfachatez hacia todos los compañeros de oficio. Me explico: ¿cómo puede una persona distorsionar la realidad para cambiar los pensamientos de aquellos que escuchan la noticia sabiendo este mentiroso que hay miles de compañeros que estan trabajando jugandose algo mas que su sueldo? Si, la pregunta tiene respuesta, pero mejor no la digo porque no me gusta insultar y cualquiera puede adivinarla.

    En fin… este trabajo solo es para gente valiente y honesta (no cobran plus)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *