Dar «Educación para la Ciudanía» es colaborar con el mal

Eso es lo que dice Antonio Cañizares, cardenal primado de Toledo, a los colegios religiosos por si estuviesen pensando dar esa asignatura el curso próximo aunque la ley les obligue a ello, y máxime si están concertados, o sea, financiados con nuestros impuestos.

Puedo comprender que haya quien no esté de acuerdo con impartir esta asignatura, aunque no comparto esa opinión, pero que un obispo diga que es «colaborar con el mal» impartirla cuando, además de ser una obligación, tiene estos objetivos (BOE nº293, 8 de Diciembre de 2006, 43081):

  • Desarrollar la autoestima, la afectividad y la autonomía personal en sus relaciones con las demás personas, así como una actitud contraria a la violencia, los estereotipos y prejuicios.
  • Desarrollar habilidades emocionales, comunicativas y sociales para actuar con autonomía en la vida cotidiana y participar activamente en las relaciones de grupo, mostrando actitudes generosas y constructivas.
  • Conocer y apreciar los valores y normas de convivencia y aprender a obrar de acuerdo con ellas.
  • Reconocer la diversidad como enriquecedora de la convivencia, mostrar respeto por las costumbres y modos de vida de personas y poblaciones distintas a la propia.
  • Conocer, asumir y valorar los principales derechos y obligaciones que se derivan de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Convención sobre los Derechos del Niño y de la Constitución española.
  • Conocer los mecanismos fundamentales de funcionamiento de las sociedades democráticas, y valorar el papel de las administraciones en la garantía de los servicios públicos y la obligación de los ciudadanos de contribuir a su mantenimiento y cumplir sus obligaciones cívicas.
  • Identificar y rechazar situaciones de injusticia y de discriminación, mostrar sensibilidad por las necesidades de las personas y grupos más desfavorecidos y desarrollar comportamientos solidarios y contrarios a la violencia.
  • Tomar conciencia de la situación del medio ambiente y desarrollar actitudes de responsabilidad en el cuidado del entorno próximo.

¿Alguien puede explicarme donde está el MAL si conseguimos que los niños y niñas que pasen por las escuelas e institutos adquieran estas habilidades y valores?. De hecho hay destacados miembros de la Iglesia y algunos grupos cristianos que creen ver muchos de estos objetivos en el mensaje evangélico.

3 pensamientos en “Dar «Educación para la Ciudanía» es colaborar con el mal

  1. Es sencillo, todos esos valores de los que hablas y esos contenidos no son mas que contenidos transversales que tendrían que darse en el resto de asignaturas por lo que no seria necesario inventarse una nueva para darlos.

    Pero como el gobierno se ha empeñado en meterla como obligatoria en lugar de religión pues ahi si q no pueden admitirlo los colegios religiosos. ¿Porque? Tres razones:

    1-Porque cuando tu llevas a tu hijo a un colegio religioso es para que tenga una determinada formación, lo que implica religión

    2-La religión se va a dar de todas formas en estos colegios, lo que hara que tengan mas horas de clase, pero tambien menos de matematicas lengua..y todo por una asignatura que no tiene sentido. Por lo tanto es malo para los alumnos.

    3-Porque la religión es imprescindible para conocer el mundo de hoy en día lleno de guerras por esta causa. Religión no implicaba religión cristiana, sino estudiar todas las religiones o las máximas posibles.

    Por todo ello es el mal, xq es malo. No va a venir el diablo a comernos por todo eso, pero…comprendeme en que no es bueno para los alumnos y tarde o temprano lo pagaran y lo pagaremos toda la sociedad.

  2. 1) Pero la asignatura no se va a dar «en lugar de religión», sino que se establece un tiempo para ella como para cualquier otra. La asignatura de religión, suponiendo que debiera darse en centros públicos, tendría que ser fuera del tiempo lectivo. 2) Eso de darlo transversalmente en otras asignaturas se me antoja difícil: ¿Cómo se van a dar esos contenidos en Matemáticas o en Inglés? 3) Lo de dar el contenido de las principales religiones no tiene nada que ver con la asignatura de «religión», pues debería ir dentro de Historia y/o de Filosofía. En mis tiempos se daba el marxismo al acabar Filosofía de COU, pero a nadie se le ocurrió crear una asignatura de «Marxismo» dada por gente elegida por el PCE, pero pagada por el Estado (creo que Chávez quiere hacer algo así en Venezuela). 4) La nueva asignatura no tiene nada que ver con el «relativismo moral», como se escucha en ciertas emisoras, sino que es precisamente lo contrario: Existen ciertos principios básicos que todos debemos compartir, y por lo tanto no es «adoctrinamiento» el que el Estado los enseñe en la escuela. Hay que tener en cuenta que en España vamos cada vez más a estar gente de diverso origen cultural y creencias, por lo cual es necesario difundir esos mínimos que a todos nos obligan. Así, por ejemplo, una familia musulmana podrá elegir llevar a sus hijos a una escuela islámica y que le enseñen allí el Corán, pero no puede oponerse a que el Estado obligue a ésta a impartir una asignatura donde,por ejemplo, se enseñe la igualdad de derechos entre hombre y mujer. Lo mismo las escuelas católicas respecto a otros temas (diversos tipos de familia, etc.). 5) Damos la bienvenida a jcmanso al Blog: 1º como haríamos con cualquier otro; 2º porque por fin dejaré de ser el más «facha» del Blog.

  3. Si esos contenidos «deben darse» y la discusión es si debe ser de manera transversal o con una asignatura específica, entonces estamos de acuerdo en que ES BUENO dar esos contenidos, otra cosa es la estrategia a utilizar, con lo que en ningún caso SERÍA EL MAL dar esa asignatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *