Libertad para los encarcelados de Greenpeace en Copenhague

Hace pocos días vía @RinconSolidario informábamos del encarcelamiento del director ejecutivo de Greanpeace en España y de otros activistas de esta asociación por irrumpir en la cena de gala para los ¿líderes? mundiales desplegando una una pancarta con el lema «Los políticos hablan, los líderes actúan«, instando así a los que se iban a poner de comer hasta las trancas con una cena carísima a que no eludieran sus responsabilidades y tomasen acciones concretas frente a lo que se nos puede venir encima si no dejamos de contaminar y se pone freno al calentamiento global.

La acusación que recae sobre estas personas (para mí mucho más dignas que todos los que se iban a la «cena de gala») es la de hacerse pasar por autoridad pública, falsedad documental y acceder de forma ilegal al recinto, cuya pena puede agravarse por estar la reina Margarita de Dinamarca presidiendo la cena (¡con la nobleza hemos topado!).

Como dicen desde Otra Córdoba es Posible estamos hablando de unas personas encarceladas por sus ideas, de presos de conciencia en un país como Dinamarca que pertenece al grupo de países que presumimos y quieremos dar ejemplo a otros de democracia, tolerancia y respeto a las ideas de todas las personas. Es hasta posible que no puedan salir de la cárcel hasta el 7 de enero ¡por colarse en una fiesta y recordar sus obligaciones a los que no las cumplen!.

Esperemos que las medidas puestas en marcha por los abogados de Greenpeace den su fruto y Juantxo, Nora, Christian y Joris puedan estar cuanto antes en su casa en libertad sin cargos.

Mientras tanto desde aquí nos sumamos al manifiesto para su liberación:

EN PRISION POR DEFENDER EL CLIMA EN COPENHAGUE

El pasado 17 de diciembre el Director de Greenpeace España, Juan López de Uralde, junto con Nora Christiansen y Christian Schmutz fueron detenidos por desplegar dos pancartas en la recepción oficial de la Reina de Dinamarca a los Jefes de Estado durante la Cumbre del Clima en Copenhague. Tras declarar ante el juez, los activistas han sido recluidos en la cárcel danesa de Vestre Faengsel, en régimen de aislamiento y sin juicio, hasta el próximo 7 de enero. El viernes detuvieron a un cuarto miembro de Greenpeace, JorisThijssen, que se encuentra actualmente en la misma situación.

Con esta acción los miembros de Greenpeace intentaban hacer un llamamiento a los líderes mundiales reunidos en esa cena de gala para que actuaran decididamente en la lucha contra el cambio climático. Para ello desplegaron las dos pancartas con el lema: “Los políticos hablan, los líderes actúan” en la entrada del Salón de los Caballeros del Palacio de Christiansborg.

La Cumbre del Clima de Copenhague representaba una oportunidad única para lograr un acuerdo justo, ambicioso y vinculante para salvar el clima. Sin embargo, los líderes mundiales no han querido comprometerse y han traicionado al futuro del planeta y de las próximas generaciones.

Una vez más se persigue a los ecologistas que luchan por defender el medio ambiente, metiéndoles en prisión, mientras los jefes de Estado vuelven a sus casas en sus aviones privados habiéndo dejado pasar esta oportunidad histórica.

Si tú también hubieras estado con los activistas en el Palacio de Christiansborg:

ayúdanos a sacar de prisión a todos los detenidos por defender el clima en Copenhague. Firma aquí.

Actualización 23/12/09.- No pudo ser y los activistas de Greenpeace seguirán en la cárcel hasta el 7 de enero por ser consecuentes con su conciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *