Las grandes compañías contra el ordenador para pobres

Hace ya algunos meses hablamos en este blog del proyecto educativo One Laptop Per Child (OLPC), del Mit Media Lab que consiste en fabricar ordenadores portátiles con un coste inferior a 100 dolares por unidad. Este ordenador portátil funciona exclusivamente con software libre y está destinado a los sistema educativos del llamado Tercer Mundo con el objetivo de disminuir la brecha digital y mejorar las condiciones educativas de estos países.

Pues parece que esto no le está gustando a las grandes compañías tecnológicas, y están luchando a brazo partido para que este proyecto fracase y se cancele. Pareciera como si temieran que alguien les quitara el mercado de pobres por si dejan de serlo en un futuro y por si acaso se convierten en potenciales clientes, o a lo mejor es que para que las leyes del mercado capitalista que tan bien les ha ido a ellas sigan teniendo cancha hace falta que haya pobres sin acceso a las nuevas tecnologías. Lo último ha sido la demanda presentada por la compañía LANCOR, con sede en USA, en la que se solicita que se detenga la fabricación de estos portátiles por violar la patente nigeriana RD8489 sobre teclados multilingües, ya que consideran que el teclado de los portátiles del proyecto OLPC se han fabricado usando ingeniería inversa basándose en los modelos nigerianos de esta compañía, o sea, que miembros de la Fundación OLPC han visto uno de estos teclados nigerianos multilingües y sólo con esta información han hecho otro que funciona de manera similar.

También hemos hablado en este blog de las patentes, y del sin sentido de las mismas cuando se usan para el enriquecimiento de muy pocos a costa del sufrimiento de muchos, y parece que nos encontramos en un caso similar. Creo que cuando los pobres (o empobrecidos) consigan salir de la pobreza alguien patentará el estado del bienestar y los demandará por comer bien, tener un trabajo digno, estar sanos o ser felices, o a lo mejor hasta patentan la solidaridad e impiden que luchemos por los más desfavorecidos a no ser que quienes lo hagan sirvan a oscuros intereses. Yo me pregunto ¿qué podríamos patentar nosotros para impedir que siempre ganen los mismos pocos que tienen tanto y pierdan los muchos de siempre que apenas tienen?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *