Día mundial del Agua

El acceso al agua y saneamiento es uno de los mayores retos del siglo XXI. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1.000 millones de personas en el mundo carecen de acceso a un agua segura y 2.400 millones no tienen acceso a instalaciones sanitarias básicas. En consecuencia, cada año alrededor de 4 millones de personas, la mayoría de ellos niños, mueren por enfermedades de origen hídrico, ya que el 80% de las enfermedades en los países en desarrollo están relacionadas con el agua.

La relación entre la desnutrición y la diarrea puede caracterizarse como un círculo vicioso: la desnutrición debilita a los niños y eleva su susceptibilidad a infecciones gastrointestinales, así como la gravedad y duración de éstas. A su vez, las infecciones empeoran el estado nutricional e inmunitario del niño al reducir su apetito y alimentación, así como la absorción intestinal de nutrientes. Facilitar el acceso al agua potable es la mejor estrategia para romper el ciclo diarrea – desnutrición.

En África, los pequeños que suelen ingresar en los Centros de Nutrición presentan a menudo cuadros graves de diarrea. Cuando los niños presentan deshidratación severa con pérdida de peso, lo primero que hay que hacer, antes de intentar alimentarles, es rehidratarles. Para ello se suministran sales especiales cada treinta minutos, controlando la recuperación de peso, y la frecuencia respiratoria y cardiaca cada hora. Una rehidratación demasiado brusca no es aconsejable.

Pero muchos de estos casos de desnutrición severa podrían ser evitados si las madres conociesen los remedios caseros y sencillos para cortar una diarrea. No se trata de tratamientos sofisticados: basta con una sencilla agua (previamente hervida) de arroz o natural con un poco de limón, sal y azúcar para rehidratar un cuerpo debilitado. Para ello hay que desterrar primero muchos mitos sobre esta enfermedad, por ejemplo el de que es necesario dejar de beber, de alimentarse o de dar el pecho cuando se padece, podría incluso provocar la muerte.

La falta de agua potable en el organismo tiende, por otras razones, a agravar un estado de desnutrición: la falta de apetito (anorexia) o las alteraciones en la absorción intestinal de nutrientes se pueden derivar de infecciones ocasionadas por la falta de acceso a agua potable.

Por ello y sumándose a la celebración del Día Mundial del Agua durante el 22 de Marzo, Acuam en colaboración con Acción contra el Hambre lanza una campaña de solidaridad a través de su página web con la que intenta concienciar de uno de los problemas más graves a los que me tienen que enfrentarse día a día millones de personas.

Desde dicha web, se anima a sus visitantes a contribuir con su gota de agua a paliar esta situación mediante donaciones que ayuden a crear las infraestructuras necesarias para poder hacerlo, visualizar los comentarios y la gente que ha apoyado la iniciativa; así como a compartir la campaña con entre tus redes sociales o seguir la actividad de la ONG respecto a este día a través de sus canales de Twitter y Facebook.

Con esta acción, la de sumar tu gota para limpiar el agua sucia del mundo, Acción contra el Hambre quiere insistir en que existen estrategias sencillas y económicas con demostrada capacidad de impacto para promover que el saneamiento y la promoción de la higiene sean incluidos en cualquier intervención de agua, desde una comprensión profunda de los hábitos culturales y sociales de la población y que se promueva la inversión pública en sistemas de saneamiento en los países en desarrollo.

Visto en Acción Contra el Hambre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *