7 pensamientos en “Otra política es posible

  1. Pingback: Tweets that mention Rincón Solidario » Blog Archive » Otra política es posible -- Topsy.com

  2. Acabo de ver el vídeo de Vicenc, no le conocía y me ha gustado mucho sus razonamientos, no seré yo quien ponga en duda sus tesis, pero me encantaría preguntarle si todas esas
    reformas son viables en un sistema como el que tenemos donde todos estamos endeudados con los mercados y tenemos que devolverle el dinero que nos
    prestaron, en caso contrario te lo arrebatan vía embargo.
    ¿Como salímos las generaciones de jóvenes empresarios que creyendo en un
    proyecto apostamos por un crecimiento endeudándonos y ahora tenemos
    dificultades en financiarnos porque los mercados no ponen dinero en
    circulación para que la economía siga funcionando.
    ¿Como podemos incrementar el gasto público sin peligro de intervención como
    el caso de Grecia?
    Estamos en una economía tan globalizada y tan endeudada que tomar medidas
    que creen desconfianza en los mercados se traduce rápidamente en un aumento
    de la prima de riesgo de la deuda soberana con el consiguiente perjuicio que
    eso supone.
    Estos razonamientos que plantea Vicenc son más fáciles de llevar en épocas
    de bonanza económica y hemos perdido la oportunidad, en estos momentos
    echarle un pulso al capital, a los mercados, sabiendo que los mercados son
    todos los que tienen dinero invertido en bolsa, bancos, acciones, «mercados
    son todas los pequeños ahorradores que confían en un banco o agencia
    inversora en depositar sus ahorros para obtener un rendimiento», provocaría
    una huida de esos flujos de fondos a otras economías más seguras y de ahí a
    la quiebra o al corralito argentino van 24 horas, por eso son tan duras las
    medidas que está tomando zapatero, muy a pesar suyo, no le queda otra
    salida…
    Me ha gustado el razonamiento sobre la productividad futura de los
    trabajadores de cara a la viabilidad del sistema de pensiones, pero le he
    hechado en falta una crítica o un llamamiento a los trabajadores no
    productivos que están poniendo en peligro los logros de los verdaderos
    trabajadores productivos.

  3. Pingback: Tweets that mention Rincón Solidario » Blog Archive » Otra política es posible -- Topsy.com

  4. El comentario de José Antonio sería muy interesante si no fuera porque está basado en premisas que no son ciertas.

    En primer lugar, España no tiene un problema de déficit público, que es moderado con respecto a otros países europeos, como Reino Unido. El problema de España es el paro.

    El problema tampoco está en credibilidad de España en los mercados. De hecho el mismo concepto de credibilidad tratándose de los mercados es completamente absurdo. ¿Cómo podemos hablar de acciones para aumentar la credibilidad cuando esta depende de empresas de calificación con un interés claro en mantener la baja calificación de países como España que le reportan enormes beneficios? ¿Cómo puede la economía española depender de agencias que calificaban con la máxima nota a Lehman Brothers la noche antes de su quiebra? Es simplemente ridículo sacrificar los derechos sociales en aras de los mercados, porque los mercados se benefician de mantener la deuda de España con una prima de riesgo enorme. El gobierno empezó a convertir una política económica de derechas, como la que estaba realizando, en ultraliberal, que es la que lleva a cabo ahora, para «tranquilizar» a los mercados y rebajar el coste de nuestra deuda. Pues bien, el resultados es que después de facilitar el despido, bajar brutalmente el sueldo a los funcionarios, congelar las pensiones y subir la edad de jubilación, la deuda española tiene ahora una prima de riesgo superior a mayo del 2010, cuando el gobierno dio el «derechazo». La única forma de acabar con esta especulación no es destruir el estado y los derechos sociales. Es algo muy simple, que los bancos centrales compren deuda pública a precios razonables, de la misma forma que han invertido cantidades vergonzosas de dinero en rescatar a los bancos sin pedir ningún tipo de responsabilidad ni devolución de las ingentes sumas de dinero que los ejecutivos de esos bancos y sociedades de inversión han cobrado por llevar a la quiebra a sus mismas empresas.

    El argumento de que no hay otro remedio es cobarde y demagógico. Cobarde porque elimina cualquier posibilidad de lucha por cambios sociales justos. Si simplemente nos conformamos con lo hay con el argumento de que las cosas son así nos gusten o no jamás se hubiera producido ningún cambio social. Si eso hubieran hecho los movimientos sociales a lo largo de la historia la esclavitud seguiría siendo legal, la jornada laboral sería de 60 horas, las mujeres no podrían votar, no tendríamos derecho a vacaciones remuneradas y no existiría la educación o la sanidad públicas.

    Y es demagógico porque para reducir el déficit se puede actuar sobre los ingresos y sobre los gastos. Y este gobierno ha olvidado los ingresos y decidido cargar los gastos sobre las rentas más bajas. Y en España hay mucho margen para subir impuestos, ya que tiene una presión fiscal inferior en 11 puntos a la media europea. Por ejemplo, la supresión del impuesto de patrimonio, que sólo afecta a las rentas más altas y además permite luchar contra el fraude fiscal, supuso en 2008 más de 2000 millones de euros, más de lo ahorrado con la bajada de las pensiones(1). Según un estudio de la Agencia Tributaria(2) las empresas españolas pagan realmente un impuesto de sociedades de una media del 10%, muy por debajo del 30% teórico. Hay mucho margen para hacer que las empresas con grandes beneficios tributen de forma acorde con ellos. Resulta obsceno que estas empresas tributen al 10%, por debajo de lo que paga un mileurista. Lo mismo ocurre con la supresión del impuesto de sucesiones, o el tipo máximo del IRPF que resulta muy bajo.

    Y seguimos con más posibilidades. El fraude fiscal en España es un 10% superior a la media europea según estiman los técnicos de Hacienda. El sindicato de Técnicos del Ministerio de Economía ha denunciado reiteradamente que el gobierno no le deja luchas de verdad contra el fraude fiscal, y que si les dejarán hacer su trabajo estiman que anualmente se recaudarían 21000 millones de euros más. ¡Más que todo el recorte presupuestario que tiene que hacer España en los próximos años¡ Y también se podrían hablar de las cotizaciones de las SICAV…

    ¿Más recortes? La presencia española en conflictos armados como apoyo el expansionismo de EE.UU. en lugares como Bosnia, Somalia of Afganistán cuesta 800 millones de euros anuales. España debería ahorrarse ese dinero cumpliendo además con el deber moral de abandonar países donde son una fuerza de ocupación al servicio de una potencia extranjera que sólo tiene como interés expropiar de sus recursos a los ciudadanos de esos países.

    Después de este pequeño resumen, ¿de verdad alguien puede creer que la única forma de reducir el déficit es bajando las pensiones y los salarios públicos? Al menos el PP tiene la decencia de admitir que no cree en lo público y defender la ley de la selva del capitalismo de casino. En PSOE encima nos trata como estúpidos.

    Además, incluso aunque fuera la única alternativa, que como ha quedado claro no lo es, esto no debe decidirlo el señor Zapatero solo, debe decidirlo el pueblo. Sin Zapatero no puede llevar a cabo la política que prometió en su campaña no debe entrar en un éxtasis visionario de autoinmolación por «el bien del pueblo». Debe convocar elecciones y dejar que el pueblo decida. Lo que está haciendo ahora no es democracia, es DESPOTISMO ILUSTRADO, el ha decido que es lo que España necesita y lo hace sin pedir opinión ni legitimación. «Todo para el pueblo pero sin el pueblo».

    Y finalmente un último comentario respecto a la productividad. En España es cierto que la productividad es baja con respecto a la media europea. Como también lo son los sueldos. Y lo es porque los empresarios sólo pretenden maximizar su beneficio inmediato y no invierten en formación, no incentivan económicamente a los trabajadores y pagan sueldos de miseria. Cuando a un titulado superior, y conozco muchos casos entre mis exalumnos, se le ofrecen 600 euros al mes no se puede esperar mucha productividad, ¿verdad? Incluyendo la mucho menor inversión en formación e investigación en España o las larguísimas jornadas de trabajo. Un español trabajo como media 350 horas anuales más que un alemán (3), y eso son muchos días de trabajo más. Además en España en los últimos años la productividad ha subido más que el salario, transfiriendo rentas del trabajador al empresario.

    Y resultado bastante escandaloso cuando se habla de productividad no referirse nunca a los ejecutivos. ¿Cómo es posible que se hable de la productividad de un obrero que cobra el salario mínimo y no de ejecutivo que cobra cientos de miles de euros y carga millones en gastos a la empresa? ¿Cuántos ejecutivos son realmente productivos? ¿Cuántos de ellos hacen algo más que «hablar por teléfono»? Hace unos años IBM en medio de una crisis enorme de la empresa despidió de una vez al 90% de sus ejecutivos y, !sorpresa¡, se dio cuenta que la empresa no notó su pérdida excepto en el ahorro que supuso para sus gastos.

    (1) Hablar de congelación con una inflación del 2.9% es un sarcasmo de mal gusto.
    (2) http://www.publico.es/dinero/332226/las-empresas-apenas-pagan-impuestos-por-sus-beneficios
    (3) http://www.expansion.com/2010/01/15/economia-politica/economia/1263575201.html

  5. La exposición de Nicolás me ha hecho aprender algunos conceptos, pero pienso que empleamos los defensores de los derechos sociales siempre los mismos argumentos de aumentar presión fiscal sobre las empresas, esta política haría que las empresas para no perder sus objetivos de beneficios trasladaran a sus cuentas de resultados vía subida de precios en los productos y servicios y esto también es perjudicial para las clases medias y medias bajas que tienen que adquirir algún bien o servicio, sería perjudicial para la competitividad de los bienes y servicios que España vende ya que estamos inmersos en una economía globalizada, sino que se lo cuenten a los pequeños comerciantes que ven cada día como ellos cierran sus negocios y los chinos abren grandes superficies.
    Creo que no debemos fijar nuestra atención en los ejecutivos de las grandes empresas que en España son 50-100, y sí más en como estimular el consumo para que la economía siga funcionando porque lo que está ocurriendo ahora en España es que las clases medias que tienen un sueldo fijo también han dejado de consumir y esto les está afectando a miles de pequeñas empresas, que no tienen más remedio que prescindir de trabajadores para poder salvar las empresas de la quiebra, como un país de servicios como España va a combatir el paro si deja de ser competitivo. si me das luz sobre mis dudas te lo agradeceré. saludos José Antonio.

  6. Es cierto que en España las personas con un sueldo fijo también han dejado de consumir. Pero la razón es la misma, la desregulación económica ha producido dos efectos negativos para la economía. Por un lado los productos básicos de consumo han sufrido una fuerte inflación, como la gasolina, la energía, y especialmente la vivienda. Permitir que la vivienda se convierta en un bien para especular ha hecho que la mayoría de la gente tenga que invertir un porcentaje absurdo en el pago de sus hipotecas. Esto deja muy poco margen para el ahorro o el consumo.
    Esto se combina con una pérdida de poder adquisitivo real de la mayoría de los trabajadores en España. El poder adquisitivo de los trabajadores, descontando la inflación, es ahora menor que en los años 70.
    La solución no es complicada:
    1) Subida de impuestos para las rentas más altas y aplicación mucho más justa y progresiva. La presión fiscal en España está más cerda de EE.UU. o Reino Unido, que de Francia o Alemania. Eso hace imposible la prestación de servicios públicos de calidad. Esto incluye la reinstauración de los impuestos eliminados, como el de patrimonio.
    2) Lucha contra el fraude fiscal, que en España es enorme.
    3) Salarios más acordes con la productividad real. Esto permite una reactivación de la economía más que nada, porque reactiva el consumo privado.
    4) Creación de una banca pública que actúe con criterios de interés general y no de beneficio propio. Esta medida junto con la actuación del Banco de España cumpliendo realmente su papel de vigilancia del sistema financiero.

    Creo que para empezar no estaría mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *