Preguntas y respuestas sobre la crisis alimentaria en el Sahel

De nuevo la sequía en la región del Sahel en África vuelve a ser una amenaza para millones de personas que podrían morir de hambre. Os dejamos a continuación preguntas y respuestas sobre el hambre en el Sahel:

¿Por qué hay personas pasando hambre en el Sahel?

Las lluvias sólo vienen una vez al año en el Sahel africano y el año pasado no solo estuvieron irregulares sino que también tardías. Esa es una receta para el desastre en una parte del mundo donde la mayoría de las personas viven de lo que puede cultivar. Cuando las lluvias no llegan a tiempo, las cosechas fracasan, los animales mueren y la gente comienza a pasar hambre.

¿Qué países se han visto afectados por la sequía?

La sequía está afectando a una gran parte del territorio que abarca partes de Chad, Níger, Malí, Mauritania, Burkina Faso, Senegal, Gambia, Camerún y el norte de Nigeria.

Además de la sequía, ¿qué otros factores han conducido a una crisis alimentaria en el Sahel?

Las malas cosechas de este año han resultado en un alza de los precio de los alimentos, en un momento del año en que por lo general estarían más asequibles. Los altos costos del combustible y las infestaciones de plagas no han ayudado.

Además de la especulación alimentaria y la expoliación y privatización de tierras.

¿Cómo sobreviven los pequeños agricultores cuando no cultivan alimentos suficientes?

En tiempos difíciles, las familias suelen vender su tierra o sus animales con el fin de comprar alimentos. Esta es una estrategia negativa para afrontar esta situación porque los deja más pobres y más propensos a pasar hambre en el largo plazo. Cuando se quedan sin cosas para vender, las familias no tienen otra opción más que marcharse a las ciudades o al extranjero en busca de trabajo.

¿Son comunes las sequías en el Sahel?

Sí y se están volviendo cada vez más comunes con el cambio climático. Esta es la tercera sequía que golpea la región del Sahel en menos de una década. Especialmente en Níger, muchas familias todavía no se han recuperado por completo de la última sequía en 2010 y tienen mucho menos a donde recurrir ahora que antes.

¿En qué se diferencia la situación de este año en el Sahel con las sequías en el pasado?

Considerando que la sequía en 2005 y 2010 se sintieron más en el Níger y partes de Chad, la crisis alimentaria de este año se está desarrollando en toda la región, desde Chad en el este hasta llegar al Océano Atlántico. Por otra parte, los precios de los alimentos en la región son mucho más altos que en 2010.

Si esta crisis es diferente, ¿cómo está respondiendo de manera diferente el PMA?

 En países como Níger, donde los mercados de alimentos se mantienen, el PMA le está proporcionando cupones a personas con hambre que pueden usar para comprar alimentos en mercados locales. Esto ayuda a la economía local y además les da a las personas la oportunidad de tener una mayor variedad de comida para elegir. El PMA también va a comprar en países cercanos al Sahel la mayor parte de los alimentos que distribuirá para así reducir la cantidad de tiempo que se tardará en llegar a las personas que lo necesitan.

¿Cómo podemos prevenir que la sequía en el Sahel cause otras crisis alimentarias en el futuro?

El Sahel es un lugar árido propenso a frecuentes sequías y sin embargo la mayoría de las personas que viven allí dependen de la agricultura de secano (la que proviene de la lluvia). Enseñarle a la gente a cómo recolectar agua de lluvia en estanques y a crecer cultivos resistentes a la sequía podría ayudarles a superar las temporadas de sequía. Otra forma de evitar el hambre son comunidades graneros en donde las familias pueden pedir prestados granos durante la temporada de escasez y luego “pagar” en la próxima cosecha.

Fuente: Programa Mundial de Alimentos.

Córdoba por Somalia en el IES Gran Capitán

A raíz de una propuesta de Canal Solidario un grupos de amigos y amigas decidimos preparar una comida abierta a la ciudadanía cordobesa (aunque si no eres de Córdoba también puedes venir) para movilizar conciencias y recaudar dinero para colaborar con organizaciones que están haciendo frente a la hambruna en Somalia. Esta actividad se va a realizar el próximo viernes 14 de Octubre de 2011 en el IES Gran Capitán de Córdoba (localización).

¿Qué actividades se van a realizar?

Visualización de los vídeos Piratas (23 minutos), Los motivos del hambre en el mundo (11 minutos) y Especulación alimentaria = hambre (5 minutos). A continuación tendremos una mesa redonda donde intervendrán:

Esta actividad estará dirigida al alumnado del IES Gran Capitán y a todas aquellas personas que quieran asistir a la misma. La hora de inicio está prevista para las 12:40 y se realizará en el salón de usos múltiples del Instituto. Intentaremos emitirla en directo vía streaming.

Comida por Somalia

  • Bufé organizado por el departamento de hostelería del IES Gran Capitán, en cuanto tengamos más detalles acerca del menú los detallaremos aquí.
  • El precio del mismo será de 30 euros, estimamos que los gastos por comensal ascenderán a 10 euros, el resto será el donativo que se aporta.
  • Si alguna persona interesada en acudir no puede costearse el precio anterior debido a la situación económica en la que se encuentran muchas familias, podrá acudir aportando un mínimo de 11 euros (para cubrir los gastos y al menos aportar 1 euro).
  • La comida comenzará a las 15.15, se ruega puntualidad.

Para más información, conocer detalles de pago, contacto etc… hemos creado una web para este evento:

Córdoba por Somalia en el IES Gran Capitán

Nuestro recuerdo a TODAS las vícitimas de TODOS los 11S

  • Hoy hace 10 años del brutal atentado a las torres gemelas de Nueva York en el que murieron casi 3000 personas.
  • En 1992 alrededor de 2000 personas murieron en Pakistán y en el norte de India por tormentas monzónicas.
  • En 1982 miles de refugiados palestinos en Líbano fueron masacrados a manos de la Falange Libanesa ante la pasividad del ejército de Israel, este acto fue considerado genocidio por la ONU.
  • En 1974 el vuelo 212 de Eastern Air Lines se estrella en Carolina del Norte, muriendo 69 pasajeros y 2 tripulantes.
  • En 1973 un golpe de estado en Chile, dirigido por Augusto Pinochet, derroca al gobierno socialista del presidente Salvador Allende y da inicio a una sangrienta dictadura militar que duraría diecisiete años.
  • En 1968 un avión de la compañía Air Inter que hacía el vuelo Niza-Ajaccio desaparece en el Mediterráneo muriendo 95 personas.
  • En 1944 la aviación británica bombardea la ciudad alemana de Darmstadt matando a 11.500 civiles.
  • En 1919 el ejército de EEUU invade Honduras.
  • En 1891una inundación en la población toledana de Consuegra provoca la muerte de 360 personas.
  • En 1857 son asesinadas 120 personas en el estado americano de Utah a manos de unos mormones fanáticos.
  • En 1814, 1777, 1697 mueren miles de soldados por la sinrazón de la guerra en la batallas de Plattsburgh, Brandywine, Zenta.
  • En 1649 se masacra a centenares de militares y civiles en el asedio de Drogheda (Irlanda).
  • En 1609 se da la orden de expulsión contra los musulmanes no convertidos de Valencia, este será el inicio de la expulsión de todos los musulmanes de España.
  • En 1541 un terremoto destruye totalmente la ciudad de Guatemala ocasionando miles de muertos.

Somalia según los “pseudoprogres”

Leyendo la versión digital del diario El Día de Córdoba me he encontrado con un artículo de opinión sobre la grave crisis humanitaria por la que está atravesando Somalia y la actitud de las personas que denunciamos el comportamiento y la apatía del mundo occidental ante esta situación que me ha indignado, lo copio y lo pego para compartirlo con vosotr@s para que hagáis vuestra propia valoración:

ESTOY asombrado por el repentino interés que Somalia ha despertado en las conciencias de un sector seudoprogre de la sociedad española. También estoy asombrado porque, en cuanto despegó el avión que trasladaba a Benedicto XVI desde Madrid a Roma, ese repentino interés desapareció. Durante los días que estuvo el Papa en Madrid se habló y se escribió mucho de Somalia. Que si el dinero que se gastaron los curas en la JMJ era mejor enviarlo a Somalia, que si no les daba vergüenza mientras los niños se morían de hambre en Somalia… De modo que algunas mentes candorosas habrán pensado que Somalia es un país de muertos de hambre por culpa del Vaticano, que no envía allí misioneros, ni les da limosnas del Domund, ni les organiza jornadas mundiales de la juventud con menús del peregrino a bajo precio.

Pues, aunque parezca mentira, el Vaticano no ha originado el caos de Somalia. La culpa del hambre la tienen una grave sequía y principalmente ellos, los somalíes, que llevan 20 años enzarzados en una guerra inacabable. El país, que no es un país propiamente dicho, está dividido en territorios controlados por clanes, además de regiones casi independientes como Somalilandia, Puntlandia y otras. Pero el mayor problema es que el sur y otras zonas de este presunto país están controladas por la milicia radical islamista de Al Shabab, grupo al que EEUU vincula con Al Qaeda, y al que podemos llamar terrorista sin riesgo de equivocarnos. En esas zonas gobiernan según la sharia islámica. Y han prohibido la música, el fútbol y los sujetadores, además de impedir vacunaciones infantiles, entre otras sutilezas.

Un reciente informe de la ONU afirmaba que Al Shabab maneja más de 70 millones de euros al año, que le llegan de Eritrea y Kenia. También afirma que es habitual el asesinato de cooperantes humanitarios, la quema de comida y material médico y la extorsión a las ONG y agencias de la ONU. Así las cosas, las tropas de apoyo de la Unión Africana intentan controlar la capital, Mogadiscio, y abrir un pasillo para que los alimentos de la cooperación internacional puedan llegar a los miles de refugiados que se mueren de hambre.

Como no corre el petróleo, a diferencia de Libia, la OTAN no se esmera para bombardear en Somalia. Aunque EEUU vigila, por si las moscas de Al Qaeda, deja la responsabilidad a la Unión Africana, que tiene allí a 9.000 soldados de Uganda y Burundi. Pero, como ustedes habrán leído, la culpa de esto de Somalia parece que la tiene el Papa, al menos la semana pasada. Ellos son así. Este Ratzinger, además de no organizar la misa de la JMJ en la catedral de Mogadiscio (destrozada por la guerra desde hace años), no habrá caído en enviar a la Guardia Suiza, a ver si lo arreglan.

He redactado un comentario al diario rebatiendo la tesis que defiende el autor, pero como los comentarios solamente admiten 500 caracteres he tenido que mandar una versión reducida de lo que había escrito, que en el momento de escribir este post no ha sido aún publicada.

Es por ello que he decidido publicar aquí la respuesta completa que había preparado, os la dejo:

Y yo estoy asombrado de la absoluta parcialidad, falta de objetividad y de datos en este artículo. El mundo occidental tiene mucha responsabilidad en esta grave crisis humanitaria, desde los países “desarrollados” se ha estado interviniendo en el país (y en el Cuerno de África en general) durante muchísimo tiempo sólo por intereses políticos y geoestratégicos sin importarnos las consecuencias de esas acciones para la población y sin hacer nada frente a dictadores que luego eran recibidos con honores de estado en la mayor parte de países.

Hay que recordar que Somalia tuvo soberanía alimentaria, a pesar de las sequías, hasta finales de los años setenta. Esta soberanía alimentaria fue arrebatada en décadas posteriores. A partir de los años ochenta, las políticas impuestas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para que el país pagara su deuda con el Club de París, forzaron la aplicación de un conjunto de medidas de ajuste. En lo que se refiere a la agricultura, estas medidas implicaron una política de liberalización comercial y apertura de sus mercados permitiendo la entrada masiva de productos subvencionados, como el arroz y el trigo, de multinacionales agroindustriales norteamericanas y europeas, quienes empezaron a vender sus productos por debajo de su precio de coste y haciendo la competencia desleal a los productores autóctonos. Las devaluaciones periódicas de la moneda somalí generaron también el alza del precio de los insumos y el fomento de una política de monocultivos para la exportación forzó, paulatinamente, al abandono del campo.

Además, tildar de pseudoprogres y candorosas a las personas que denuncian lo poco que se hace en esta grave crisis humanitaria comparándolo con la enorme inversión realizada en la reciente visita del Papa es, cuando menos, incalificable.

Para “complementar” lo escrito por este señor recomiendo la lectura de:

Especulación alimentaria = HAMBRE from ATTAC.TV on Vimeo.

¿Qué pasa en Haití?

Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario PÚBLICO, 24 de febrero de 2011.

La imagen que se está presentando en los mayores medios de información occidentales de lo que está pasando en Haití es la de un país pobrísimo destrozado por desastres naturales al que el mundo occidental –liderado por el Gobierno de EEUU y por la Unión Europea (UE)– ha estado proveyendo ayuda humanitaria (es el país del mundo con mayor número de ONG por habitante) y facilitando, a la vez, el desarrollo de un sistema democrático. El problema con esta percepción es que es falsa y oculta una realidad distinta: la pobreza en Haití es consecuencia de la continua intervención de los países supuestamente humanitarios. Veamos los datos. La actuación del Gobierno federal de EEUU y la del Gobierno francés (que ha liderado la respuesta de la UE) en Haití ha sido enormemente intervencionista –antes, durante y después del terremoto–, imponiendo su voluntad a la población de aquel país. El último acto de esta continua interferencia es la llegada de uno de los dictadores haitianos más sangrientos que hayan existido en América Latina: Baby Doc Duvalier. El Departamento de Estado de EEUU ha indicado que no tiene nada que ver con su retorno. Su portavoz, P. J. Crowley, ha indicado que “el retorno de Duvalier es una materia en la que deciden el Gobierno y el pueblo de Haití”. Es interesante resaltar que esta supuesta neutralidad no se aplica a la oposición expresada por el mismo portavoz a la vuelta del dirigente altamente popular en Haití, Jean-Bertrand Aristide, sobre la cual subrayó que “Haití no necesita su vuelta, pues ya tiene demasiados problemas”. En realidad, la información obtenida por Wikileaks muestra que el Gobierno de Estados Unidos ha sido determinante en la vida política de Haití y que es impensable que el dictador Duvalier hubiera vuelto sin la autorización del Gobierno estadounidense, como también lo es que el continuo veto sobre Aristide existiera sin su aprobación y su beneplácito.

En un interesante ensayo (Aristide should be allowed to return to Haiti), Mark Weisbrot, uno de los mejores analistas de la realidad Latinoamericana, detalla las continuas maniobras del Gobierno de EEUU para expulsar y mantener fuera de Haití al que fue elegido democráticamente presidente del Gobierno, Aristide. Según The Washington Post, “Aristide había abolido el odiado Ejército, terminando con las horribles violaciones de los derechos humanos, y permitió el desarrollo democrático de aquel país. Y cuando terminó su mandato, permitió la alternancia. Un récord formidable”. Esto fue escrito en 1996. Aristide continuó siendo la persona más popular de Haití y fue reelegido en el año 2000. Y entonces fue cuando hubo una movilización liderada por el Gobierno de Bush de EEUU y los gobiernos francés y canadiense para hacer fracasar al Gobierno de Aristide, apoyando y financiando un golpe militar (de los servicios de seguridad, infiltrados por la CIA) en febrero de 2004, con el que se expulsó a Aristide del país. Desde entonces no se le ha permitido volver. Los gobiernos de Haití han vetado su vuelta, los mismos que han aprobado, por cierto, el regreso de Duvalier.

Ni que decir tiene que la motivación de los gobiernos estadounidense, francés y canadiense ha sido mantener en el poder a las elites dominantes que han malgobernado aquel país, condenándolo a una enorme pobreza, que se mostró en toda su crudeza durante el terremoto. A fin de legitimar esa estructura profundamente opresiva se convocaron unas elecciones en noviembre de 2010 que fueron una farsa (sólo participó el 25% del electorado) en la cual colaboró la Organización de Estados Americanos (OEA). En realidad, seis de los siete miembros de la comisión nombrada por la OEA para supervisar las elecciones son ciudadanos de EEUU, Francia y Canadá, los tres gobiernos que lideraron la decisión de derrocar por las armas al Gobierno de Duvalier. En tales elecciones no se permitió participar al partido de Aristide. La información proveída por Wikileaks muestra la movilización exitosa del Departamento de Estado de EEUU para presionar a Brasil y otros países miembros del cuerpo especial de Naciones Unidas para impedir la vuelta de Aristide a Haití, que continúa en el exilio en Suráfrica. Mientras, Baby Doc Duvalier ha vuelto a Haití. Las movilizaciones populares en Haití (silenciadas en los medios de mayor difusión), en las que se protestaba por la farsa de las elecciones, han forzado a la OEA a descalificar a su comisión electoral y han presionado al Gobierno de Haití para que, por fin, permita la vuelta de Aristide.

Lo que ocurre en Haití es, por desgracia, enormemente previsible. Durante la Guerra Fría se presentaban estos conflictos como resultado de las tensiones derivadas del mundo en dos bloques, el llamado “democrático y libre”, liderado por EEUU, y el dictatorial, liderado por la Unión Soviética. La falsedad de tal interpretación del mundo queda claramente demostrada en lo que ocurre hoy en Haití. La Unión Soviética ha desaparecido y la política del Gobierno federal de EEUU no ha cambiado ni un centímetro en su intervencionismo a favor de las elites gobernantes, mostrando que el mayor problema no es el geopolítico de bloques, sino las alianzas de clases entre las elites dominantes de los países del Norte y del Sur en contra de los intereses de las clases dominadas del Sur y del Norte. La clase trabajadora de EEUU, en contra de lo que asumen algunas voces izquierdistas, no se beneficia ni un ápice de la explotación que se realiza en Haití. En realidad, las mismas fuerzas (lo que en EEUU se llama la Corporate Class) que influencian las políticas del Gobierno federal de EEUU en Haití son las mismas fuerzas que dominan la vida política de EEUU, limitando la democracia y la calidad de vida de las clases populares de ambos países.

Visto en la web de Vicens Navarro.

ONG banana republic


Imagen con licencia CC de US Mission Canada

Hace pocos días se cumplió un año del desastre de Haití, y después de tantas movilizaciones, conferencias de donantes, conciertos, clips musicales, automedallitas y buenos propósitos para tranquilizar nuestras occidentales conciencias la situación no ha mejorado en absoluto y gran parte de la ayuda prometida no ha llegado. Lamentablemente esto muestra un fiel reflejo de como funciona la solidaridad de boquilla y de las verdaderas intenciones de nuestros mandatarios. Os copiamos un texto que Jesús García Pedrajas ha publicado en Rebelión sobre este asunto:

Niños negros sonriendo, niños negros llorando, o jugando a la pelota. Mujeres negras gritando, violadores negros, saqueadores negros, ladrones, asesinos negros. Entre ruinas y cuerpos despezados, periodistas blancos, cámaras, todoterrenos de las miles de ONGs desplazadas a Haití recorren las calles y nos traen a casa la actualidad del país caribeño, “que, lamentablemente, no ha podido recuperarse aún del catastrófico terremoto sufrido un año antes…” los grandes coches de las ricas ONGs vuelven a pasar, levantando nubes de polvo que cubran a los negros muertos, y a los vivos.

Ha sido una catástrofe natural, ¿qué podemos hacer? Se preguntan nuestros compasivos gobiernos, las empresas y las ONGs…reconstruir el país, claro. Donemos entonces, hagamos una gran conferencia de donantes, pongamos en marcha la mayor obra humanitaria de la historia para ayudar a Haití a salir de su miseria endémica.

No será esta vez. Las donaciones no suelen ser más que contratos, con empresas occidentales, para realizar grandes obras, muchas sin sentido, o peor aún, para poder aprovechar la situación y explotar las pocas riquezas que puedan quedar en el país, por medio de proyectos centrados en la energía, los recursos naturales, o cualquier otro sector que sea rentable: técnicos occidentales, beneficios que salen del país, nada para los negros que allí viven.

Mujeres negras, vestidas de blanco, bailando en funerales grandiosos de recuerdo por las víctimas. Sacerdotes negros rezando, niños negros con caras serias, hombres llorosos, tal vez de rabia e impotencia; sí, tal vez se preguntan dónde estaban esas cámaras cuando se manifestaron en contra de la ONU y sus tropas, acusadas por la población de pillajes y malos tratos, en contra de las miles de ONGs que invaden su país sin, al parecer, grandes beneficios para su gente, en contra de esa misma ONU que avala con su presencia el golpe de estado (¿ha habido un golpe de estado en Haití? Es la primera noticia que tengo, nos podrá decir cualquier jefe de informativos occidental) contra el presidente Aristide en 2.004, pergeñado entre EEUU y Francia, y con las tropas de la ONU haciendo el bonito juego sucio; dónde estaban esas cámaras, se preguntan, cuando nuestras asociaciones de campesinos se enfrentaron (y ganaron) a MONSANTO, rechazando su regalo envenenado de semillas TRANS.

No vimos a ninguno de estos cientos de periodistas que vienen ahora al homenaje a los muertos, esos no protestarán, claro. Pero al pueblo haitiano no se les olvida ese olvido, lo recuerdan y eso les sirve para no fiarse demasiado de los que ahora se acercan a echarle una brazo por los hombros, mirando a la cámara, claro, para que quede constancia de que estuvieron allí.

Y, por supuesto, las ONGs: cientos de ellas, miles, debería crearse otra ONG que se dedique, exclusivamente, a contarlas. Más miseria, más pobreza, más hambre y muerte…y más asociaciones sin ánimo de lucro. Pues habrán ido a Haití por otra cosa, porque no parece que los haitianos se estén enterando demasiado de su presencia ni sientan los presuntos beneficios que les traen; a veces los ven pasar, eso sí, a ellos a sus aviones o grandes coches. Y la poca ayuda que llega a la población resulta que suele venir de organismos públicos, como los gobiernos de Cuba y de otros países de la zona.

Y no, no decimos que todas las ONGs presentes en Haití sean así, simplemente afirmamos que a su pueblo les sobra, sin duda, el 90% de esas asociaciones, de esos gobiernos donantes, de esas empresas que se lucran con dichas donaciones, de esas fundaciones de ricos patronos, y de esa caridad de la gente blanca que los ve por la televisión, porque esa nefasta caridad sirve como excusa para mantener la injusticia social y la crueldad con las que este país ha convivido casi desde los días de su independencia, hace más de 200 años, enfrentando entonces, sin esperanza aparente, como ahora sigue ocurriendo, a los invasores blancos. Desde luego que con eso si podemos contar, con la resistencia de las haitianas y los haitianos a los intentos de someterlos por cualquier medio.

Ay Haití!

Este videoclip forma parte de la campaña Mezclando por Haití, en él han trabajado más de 100 personas de forma totalmente altruista y desinteresada, al igual que en la producción y distribución de la canción. Todos los beneficios generados en el proyecto se destinan al trabajo de reconstrucción que Intermón Oxfam está desarrollando en Haití.

Hoy, 20 de abril, se pone a la venta el single físico de “Ay Haití!” que, junto a la versión original de la canción, incluye tres remixes: Ay Haití! Jelly Remix Edit, Ay Haití! Dub Mad Remix by Carlos Jean y Ay Haití! Remix Extended. Esta canción se puso a la venta digital y para telefonía el pasado 27 de marzo, también con todos los ingresos destinados a los proyectos de Intermón Oxfam en Haití, y puedes descargarla mediante el envío de un SMS al 28011 (1.20 euros).

We Are The World For Haití

En 1985 se compuso la canción We Are the World y fue grabada por un gran grupo de músicos famosos formado especialmente para la ocasión. Los beneficios obtenidos por la canción fueron donados a una campaña humanitaria para intentar acabar con la tremenda hambruna en Etiopía.

El 1 de febrero de este año ha sido grabada una nueva versión de esta canción en la que participan más de 75 músicos, y como hace 25 años los beneficios que se obtengan se destinarán a los damnificados del desastre humanitario, en este caso Haití.

Visto en despuesdegoogle.

Dando la cara por Haití

¡Estupenda la iniciativa solidaria de la Delegación de Educación de Málaga por el pueblo de Haití!. Esta iniciativa se llama Damos la cara por Haití y nos la describen así:

La comunidad educativa andaluza no puede permanecer impasible ante el drama humano que sufre la población haitiana como consecuencia del reciente terremoto que ha asolado la isla caribeña y que ha venido a agravar las duras condiciones de vida que ya existían en la zona.

Por ello la Delegación Provincial de la Consejería de Educación en Málaga, con la colaboración de la Fundación NOVASOFT, plantea esta acción solidaria y educativa, mediante la cual todos los alumnos y alumnas, profesores y profesoras, madres y padres y demás personas que forman parte de la comunidad educativa, pueden expresar su solidaridad con las víctimas ofreciendo algo tan personal como su propia imagen: dando la cara por Haití.

Con todas las fotografías recibidas, se confeccionará el mosaico educativo más grande elaborado en España, en el que habrán colaborado las comunidades educativas de todos los centros andaluces que lo deseen.

Para contribuir a la ayuda con los damnificados, la entidad colaboradora Fundación NOVASOFT aportará la cantidad de 1 euro por cada fotografía válida recibida, partiendo de un mínimo de 20.000 euros, que se destinará a ayuda solidaria.

Una vez confeccionado el enorme mural solidario, éste será objeto de un póster que será distribuido a todos los centros participantes y será publicado en Internet.

Participar es muy fácil. El tutor/a o una persona encargada en cada centro participante recogerá o realizará una foto de cada alumno/a, o cualquier otra persona de su comunidad educativa que desee colaborar en el proyecto.  Una vez reunidas todas las fotos del centro docente, la persona encargada las comprimirá en un fichero (o varios si el tamaño es grande) y las enviará a la dirección de correo electrónico: damoslacaraporhaiti@gmail.com. El mensaje contendrá el nombre del centro, su ciudad y el número de fotos enviadas.

Visto en escuelatic2.0.

Sólo así se les ve

Como siempre las viñetas de El Roto dicen mucho más que 100.000 palabras, parece que sólo nos damos cuenta de que existen sitios como Haití, Zambia, Franja de Gaza, Zimbawe, Chad, Moldova, Liberia, Guatemala, Surinam, Angola, Mozambique, Swazilandia, Sierra Leona, Burundi, Tayikistán, etc… cuando acumulan tanto sufrimiento que sus muertos salen de debajo de las piedras.

Visto en Infoconocimiento.