Juventud sin futuro

En planta a las siete y media de la mañana, recluidos hasta las tres de la tarde, y apremiados por una incertidumbre vaga, afísica; irreal. Así es como se sienten muchos jóvenes hoy en día, indeterminados ante un futuro que cada vez se vuelve más dudoso.

¿Qué quieres ser de mayor? Solía ser la pregunta clave de las conversaciones con los adolescentes, hace no muchos años. A los clásicos médico, abogado, científico, bombero, policía… de antaño, que ya están prácticamente extintos; hay que sumar ahora el gran protagonista de estos tiempos: ‘no lo sé’. Muchos podrían afirmar que se trata de una duda natural, ante la aparente infinitud de posibilidades que se abren ante el joven. Otros, más derrotistas, afirmarían que es la propia juventud la que se corrompe sin freno, producto de unas vidas demasiado fáciles y de una carencia total y absoluta de disciplina.

Bueno, quizá sea cierto. Los chavales de hoy en día no están bajo el yugo de la figura paterna omnipotente, de la mano dura de una madre poco indulgente, o simplemente amordazados en las cuentas del rosario de un religioso. Pero, ¿es todo culpa suya? No debemos olvidar que estos niños no son sino el fruto de esta generación que tanto echamos en falta; la generación del respeto y la autoridad. Parece que algo no fue demasiado bien por el camino.

Volviendo al tema que nos atañe-los jóvenes de hoy, no los de un ayer ya lejano-, quizá deberíamos de ver qué estamos haciendo con nuestra juventud, con sus esperanzas y sus sueños. Y quizá deberíamos de preguntarnos que qué va a ser de ellos en un mañana incierto.

La subida de las tasas universitarias, la no-universalidad de la Seguridad Social, la dificultad para encontrar empleo, o la criminalización preventiva que sufre todo adolescente hoy en día, hacen que uno (o una) se replantee muchas cosas. Pero, lejos de empezar a despotricar contra las medidas de un gobierno que quizá no sabe, o quizá no quiere; o más bien que quizá sea un poco de las dos, creo que deberíamos de empezar a plantearnos qué es lo que tendríamos que hacer “los de a pie” para lograr romper con esa miasma de pesadumbre.

¿Y qué se puede hacer? Reconocimiento. Apoyo. Motivación. Hay miles de palabras más que encajan en este artículo, pero esas tres son fundamentales. Apoyo para superar el presente, reconocimiento para apreciar el pasado, y motivación para forjar el futuro. Tal y como dijo un señor llamado Albert Einstein “Toda persona es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol, creerá toda su vida que es un estúpido”.

Quizá nuestros jóvenes puedan encontrar mañana las soluciones a los problemas que se nos antojan hoy irresolubles. Pero ese quizá nunca será nada si nos dedicamos a minar un camino que ya es duro de por sí.

Enrique Delgado, alumno de 2º de Bachillerato del IES Gran Capitán.

Mis deseos para el año 2012

Desde el año 2009 venimos publicando mi lista de deseos para el año siguiente, con muy poca suerte porque no se cumple apenas nada e incluso las cosas empeoran, como botón de muestra este año 2011 que a punto de terminar podemos decir sin ninguna duda que ha sido desastroso. Pero a pesar de todo no vamos a cejar en nuestro empeño y vamos a continuar con nuestra lista partiendo de algunos que ya teníamos el año pasado y añadiendo algunos más a ver si los Reyes Magos, un Papá Noel rezagado o los Mercados de los (…) nos escuchan. Son deseos que sólo siguen el orden por el que han pasado por mi cabeza:

  • Que el año 2012 sea el año de la erradicación del terrorismo de la violencia machista.
  • Que Jeremi, José, Ruth y tantos otros niños y niñas que han desaparecido vuelvan a sus casas.
  • Que los responsables de la crisis dejen de enriquecerse a nuestra costa, y si los hados están generosos y me escuchan que la paguen tanto a nivel económico como a nivel de justicia.
  • Que nuestras autoridades dejen de discriminar a las personas por motivos raciales.
  • Que la iniciativa social cordobesa La Tejedora tenga un gran éxito y sea un punto de referencia para un Córdoba más justa y solidaria.
  • Que se deje de pervertir el lenguaje no llamando a las cosas por su nombre para justificar lo injustificable.
  • Que todas las personas sean consideradas seres humanos.
  • Que nuestros gobernantes se tomen en serio la lucha por los objetivos del milenio.
  • Que los más vulnerables no paguen los platos rotos de la crisis, y como dice MªLuz Ortega que no se les de porque nos sobra sino por que es lo justo (y en muchos casos lo que le hemos robado).
  • Que nuestros políticos (y políticas) sean honestos, no mientan y que su disciplina de voto no sea con su partido sino con la ciudadanía.
  • Que se declare un estado de alarma y se militarice a los mercados, sistemas financieros y organismos responsables de que tengamos un orden mundial tan injusto e insolidario.
  • Que no haya más preso de conciencia en China, Corea del Sur, ni en ningún otro país.
  • Que Cuba siga liberando presos políticos hasta que no quede ninguno.
  • Que cuando se celebre el Día de los Derechos Humanos podamos celebrarlo y no lamentar que las cosas no cambian o van a peor.
  • Que el 25N (día internacional contra la violencia de género) se quite del calendario porque ya no sea necesario.
  • Que el número de personas que pasan hambre en los países empobrecidos baje más todavía y la obesidad en los países enriquecidos disminuya.
  • Que nuestros gobernantes vuelvan a leer el significado de la palabra democracia y dejen de confundirla con despotismo ilustrado.
  • Que nunca más se impida a ningún gobernante el poder consultar a su pueblo antes de una decisión importante.
  • Que las cumbres del hambre, del clima, etc… sirvan para algo y que no haya cena de gala para los “altos mandatarios” si no consiguen nada.
  • Que en ningún país haya pena de muerte.
  • Que se refunda el Sistema Capitalista, o que se sustituya por otro en el que las personas tengan mucho más valor que el mercado.
  • Que se acaben todas las guerras aunque sean preventivas o “justas“.
  • Que la guerra del coltán en el Congo finalice y las empresas y mafias que se han beneficiado de la misma paguen la reconstrucción del país.
  • Que se cierre Guantánamo definitivamente.
  • Que no prospere el recurso en el Tribunal Constitucional contra el matrimonio gay.
  • Que la banca sea ética sin necesidad de recurrir a bancas éticas.
  • Que el soldado Manning no sea ejecutado ni torturado.
  • Que Olmert, Bush, Aznar, Blair y tantos otros sean juzgados por un tribunal internacional, y que éste sea tan ecuánime como lo fue con el periodista que le tiró los zapatos a Bush o como lo han sido con los activistas de GreenPeace por exhibir un cartel.
  • Que el dinero que se invierte en cenas de gala, coches oficiales, protección de la banca, etc… se haga ahora en una Seguridad Social Universal para que todo el mundo tenga acceso a los servicios de salud.
  • Que Estados Unidos termine el bloqueo contra Cuba.
  • Que actuemos de verdad contra las verdaderas causas de la pobreza aunque ello implique luchar contra la extrema riqueza.
  • Que nadie se suicide por la desesperación ante quedarse sin un hogar donde vivir.
  • Que ETA entregue las armas, se disuelva definitivamente, que pida perdón y que cualquier idea pueda ser planteada y defendida sin que nadie te amenace por pensar de forma diferente a él.
  • Que los mayores aprendamos a ser menos “adultos” y un poco más niños.
  • Que los especuladores dejen de disfrutar y que pierdan mucho dinero para que lo rentable sea la generación de bienes y servicios en vez de jugar al monopoly.
  • Que prosperen alternativas a la economía de la avaricia.
  • Que se prohíba y se persiga la especulación alimentaria.
  • Que el Tribunal Penal Internacional reconozca como delito los crímenes económicos contra la humanidad y juzgue a sus responsables.
  • Que las armas que empuñen los niños y las niñas sean sólo de juguete.
  • Que los trabajadores y trabajadoras de LOCSA encuentren un trabajo al menos tan digno como el que perdieron.
  • Que volvamos a creer en las utopías.
  • Que no haya más desalojos policiales como el que se produjo en Plaza Cataluña (entre otros).
  • Que quien más tienen PAGUEN LO QUE DEBEN.
  • Que todos los desahucios por impago hipotecario a personas que viven en precario fracasen.
  • Que desaparezcan todos los paraísos fiscales.
  • Que no se deje morir a nadie por haber nacido en otro punto del mapa.
  • Que el siguiente “rescate” que se plantee sea el de la sociedad.
  • Que a nadie se le vuelva a faltar al respeto por ser diferente.
  • Que no se de ningún caso de ablación.
  • Que se acabe con la impunidad del gobierno de Israel frente a los derechos humanos del pueblo palestino.
  • Que la campaña Andalucía somos todos tenga un gran éxito.
  • Que se haga una reforma constitucional para evitar que ningún Gobierno pueda recortar ni en Salud ni en Educación.

Además deseo que el 2012 os traiga felicidad y que vosotros se la deis a todas las personas que tenéis a vuestro alrededor. Os dejo un vídeo esperanzador de Amnistía Internacional para encarar el año con optimismo.

¡Feliz 2012!

Carta de un chino a los aztecas, una reflexión alternativa del día de la Hispanidad

David, en su magnífico blog La Otra Agenda, nos hace una reflexión alternativa del día de la Hispanidad que hoy se celebra. Os la recomendamos:

Europa ‘descubrió’ América buscando las indias y a sus habitantes llamó ‘indios’. Pero ¿y si la conquista hubiera sido a la inversa? Supongamos que los aztecas hubieran ‘descubierto’ Europa buscando, por ejemplo, China…

¿Cómo sería nuestra vida hoy? ¿Se habrían repetido los mismos errores de la conquista, el expolio de recursos, la destrucción de símbolos identitarios, la esclavitud…? ¿Cómo serían nuestras relaciones políticas o económicas hoy? ¿Cuáles serían nuestros conflictos, nuestras guerras, nuestros movimientos de lucha ‘indígena’?.



Este video ha sido producido por el Equipo de Comunicación Educativa (Ecoe) al que acompaña una unidad didáctica.

Somalia según los “pseudoprogres”

Leyendo la versión digital del diario El Día de Córdoba me he encontrado con un artículo de opinión sobre la grave crisis humanitaria por la que está atravesando Somalia y la actitud de las personas que denunciamos el comportamiento y la apatía del mundo occidental ante esta situación que me ha indignado, lo copio y lo pego para compartirlo con vosotr@s para que hagáis vuestra propia valoración:

ESTOY asombrado por el repentino interés que Somalia ha despertado en las conciencias de un sector seudoprogre de la sociedad española. También estoy asombrado porque, en cuanto despegó el avión que trasladaba a Benedicto XVI desde Madrid a Roma, ese repentino interés desapareció. Durante los días que estuvo el Papa en Madrid se habló y se escribió mucho de Somalia. Que si el dinero que se gastaron los curas en la JMJ era mejor enviarlo a Somalia, que si no les daba vergüenza mientras los niños se morían de hambre en Somalia… De modo que algunas mentes candorosas habrán pensado que Somalia es un país de muertos de hambre por culpa del Vaticano, que no envía allí misioneros, ni les da limosnas del Domund, ni les organiza jornadas mundiales de la juventud con menús del peregrino a bajo precio.

Pues, aunque parezca mentira, el Vaticano no ha originado el caos de Somalia. La culpa del hambre la tienen una grave sequía y principalmente ellos, los somalíes, que llevan 20 años enzarzados en una guerra inacabable. El país, que no es un país propiamente dicho, está dividido en territorios controlados por clanes, además de regiones casi independientes como Somalilandia, Puntlandia y otras. Pero el mayor problema es que el sur y otras zonas de este presunto país están controladas por la milicia radical islamista de Al Shabab, grupo al que EEUU vincula con Al Qaeda, y al que podemos llamar terrorista sin riesgo de equivocarnos. En esas zonas gobiernan según la sharia islámica. Y han prohibido la música, el fútbol y los sujetadores, además de impedir vacunaciones infantiles, entre otras sutilezas.

Un reciente informe de la ONU afirmaba que Al Shabab maneja más de 70 millones de euros al año, que le llegan de Eritrea y Kenia. También afirma que es habitual el asesinato de cooperantes humanitarios, la quema de comida y material médico y la extorsión a las ONG y agencias de la ONU. Así las cosas, las tropas de apoyo de la Unión Africana intentan controlar la capital, Mogadiscio, y abrir un pasillo para que los alimentos de la cooperación internacional puedan llegar a los miles de refugiados que se mueren de hambre.

Como no corre el petróleo, a diferencia de Libia, la OTAN no se esmera para bombardear en Somalia. Aunque EEUU vigila, por si las moscas de Al Qaeda, deja la responsabilidad a la Unión Africana, que tiene allí a 9.000 soldados de Uganda y Burundi. Pero, como ustedes habrán leído, la culpa de esto de Somalia parece que la tiene el Papa, al menos la semana pasada. Ellos son así. Este Ratzinger, además de no organizar la misa de la JMJ en la catedral de Mogadiscio (destrozada por la guerra desde hace años), no habrá caído en enviar a la Guardia Suiza, a ver si lo arreglan.

He redactado un comentario al diario rebatiendo la tesis que defiende el autor, pero como los comentarios solamente admiten 500 caracteres he tenido que mandar una versión reducida de lo que había escrito, que en el momento de escribir este post no ha sido aún publicada.

Es por ello que he decidido publicar aquí la respuesta completa que había preparado, os la dejo:

Y yo estoy asombrado de la absoluta parcialidad, falta de objetividad y de datos en este artículo. El mundo occidental tiene mucha responsabilidad en esta grave crisis humanitaria, desde los países “desarrollados” se ha estado interviniendo en el país (y en el Cuerno de África en general) durante muchísimo tiempo sólo por intereses políticos y geoestratégicos sin importarnos las consecuencias de esas acciones para la población y sin hacer nada frente a dictadores que luego eran recibidos con honores de estado en la mayor parte de países.

Hay que recordar que Somalia tuvo soberanía alimentaria, a pesar de las sequías, hasta finales de los años setenta. Esta soberanía alimentaria fue arrebatada en décadas posteriores. A partir de los años ochenta, las políticas impuestas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para que el país pagara su deuda con el Club de París, forzaron la aplicación de un conjunto de medidas de ajuste. En lo que se refiere a la agricultura, estas medidas implicaron una política de liberalización comercial y apertura de sus mercados permitiendo la entrada masiva de productos subvencionados, como el arroz y el trigo, de multinacionales agroindustriales norteamericanas y europeas, quienes empezaron a vender sus productos por debajo de su precio de coste y haciendo la competencia desleal a los productores autóctonos. Las devaluaciones periódicas de la moneda somalí generaron también el alza del precio de los insumos y el fomento de una política de monocultivos para la exportación forzó, paulatinamente, al abandono del campo.

Además, tildar de pseudoprogres y candorosas a las personas que denuncian lo poco que se hace en esta grave crisis humanitaria comparándolo con la enorme inversión realizada en la reciente visita del Papa es, cuando menos, incalificable.

Para “complementar” lo escrito por este señor recomiendo la lectura de:

Especulación alimentaria = HAMBRE from ATTAC.TV on Vimeo.

Cuando despertó los derechos ya no estaban allí

Esta frase del genial Eneko muestra como nos sentimos muchos después de los últimos acontecimientos políticos que estamos viviendo en nuestro país, en apenas seis meses nos hemos encontrado con menos sueldo, con muchos más parados, con menos prestaciones sociales y con un futuro oscurecido por ciertos sectores a quien les interesa que lo veamos así.

Los derechos que tanto costaron conquistar los estamos perdiendo, o nos los están quitando o a lo mejor estamos dejando que se los lleven con nuestra pasividad. Lo último a que hemos asistido es el acuerdo sobre pensiones con el visto bueno de los sindicatos que bajo unas premisas equivocadas trae como consecuencia trabajar más tiempo, cobrar menos pensión y hacer más vulnerables aún a jóvenes, parados de larga duración y mujeres que quieran conciliar su vida familiar y profesional. Para justificar este acuerdo nos han metido el miedo en el cuerpo bombardeándonos con la necesidad de reducir el gasto público aunque sea en algo tan preciado como las pensiones, pero nada han acordado sobre subir los impuestos a las rentas más altas (después de años de bajadas), a las SICAV o de eliminar la desgravación de los planes privados de pensiones.

¿Qué más tiene que venir? ¿alargar la jornada laboral? ¿reducir más prestaciones sociales? ¿dar más fútbol y telebasura para continuar sedando nuestra conciencia? Vienen tiempos difíciles, pero no por ello debemos resignarnos, tenemos que seguir luchando entre todas y todos por una sociedad más justa y solidaria. Ahondando en esta idea os dejamos este vídeo de una intervención de Julio Anguita para que tengamos en cuenta las misivas del mismo en esta época que se avecina.

No cabemos todos

Me temo que nos aproximamos a un debate donde ciertos políticos intentarán hacer uso del populismo para que nos olvidemos de que quienes no son españoles son tan personas como lo podemos ser los que sí lo somos aunque no tengan papeles. Conviene tener en cuenta este artículo y esta ilustración de Eneko cuando hagan las cuentas y digan “aquí no cabemos todos”.

Sólo así se les ve

Como siempre las viñetas de El Roto dicen mucho más que 100.000 palabras, parece que sólo nos damos cuenta de que existen sitios como Haití, Zambia, Franja de Gaza, Zimbawe, Chad, Moldova, Liberia, Guatemala, Surinam, Angola, Mozambique, Swazilandia, Sierra Leona, Burundi, Tayikistán, etc… cuando acumulan tanto sufrimiento que sus muertos salen de debajo de las piedras.

Visto en Infoconocimiento.

Mis deseos para 2010

Cuando hoy brinde por el nuevo año y piense en los deseos que quiero que se cumplan me acordaré de este Rincón Solidario y gran parte de lo que desearé será:

  • Que nuestros políticos hablen menos, actúen más y sean personas en vez de máquinas electorales.
  • Que los salarios de nuestros políticos sean ejemplares y acordes a la situación económica de las personas a las que dicen defender.
  • Que la sociedad se tome el cambio climático en serio.
  • Que no haya presos de conciencia.
  • Que cuando se celebre el Día de los Derechos Humanos podamos celebrarlo y no lamentar que las cosas no cambian o van a peor.
  • Que en la plataforma de solidaridad del IES Gran Capitán haya tantas chicas como chicos, y que sean un montón.
  • Que me pueda alegrar cuando la Iglesia retire la comunión a alguien porque sólo lo haga con dictadores, maltratadores, genocidas, etc… y nunca con los que son fieles a su conciencia aunque sea distinta a la moral católica.
  • Que el 25N (día internacional contra la violencia de género) se quite del calendario porque ya no sea necesario.
  • Que las personas que pasan hambre bajen de los mil millones.
  • Que al Día internacional del Niño le cambien el nombre y se llame Día Internacional de la Infancia.
  • Que no sea necesario distinguir entre trabajadores “patrios” e inmigrantes.
  • Que las cumbres del hambre, del clima, etc… sirvan para algo y que no haya cena de gala para los “altos mandatarios” si no consiguen nada.
  • Que las noticias de África en los medios de comunicación tengan que ver con sus paisajes, sus riquezas naturales, su diversidad cultural y no por el hambre, las guerras, los genocidios…
  • Que la sociedad sea menos consumista.
  • Que en ningún país haya pena de muerte.
  • Que no haya más Nobel de la Paz, o al menos que le cambien el nombre por otro que no esté contaminado por algunas de las personas a las que ya se lo han dado.
  • Que se refunda el Sistema Capitalista, o que se sustituya por otro en el que las personas tengan mucho más valor que el mercado.
  • Que la Democracia no sea votar una vez cada 4 años.
  • Que el último golpe de estado haya sido el de Honduras.
  • Que se acaben todas las guerras aunque sean preventivas.
  • Que un buen rayo destruya el muro que Israel ha construído en Palestina.
  • Que la guerra del coltán en el Congo finalice y las empresas y mafias que se han beneficiado de la misma paguen la reconstrucción del país.
  • Que se cambien las leyes en España y en el mundo para que ningún criminal ni genocida tenga impunidad en ningún rincón del planeta por mucho dinero y muchos contactos que tenga.
  • Que se cierre Guantánamo definitivamente.
  • Que el diccionario deje de ser machista.
  • Que tener una tendencia sexual determinada no te discrimine, no sea delito,  no te quite ningún derecho y que nadie te condene al infierno por ello.
  • Que se le retiren los premios solidarios a Alvaro Uribe, a Bush, a Obama, a Aznar, a Bill Gates, …
  • Que la banca sea ética sin necesidad de recurrir a bancas éticas.
  • Que Olmert, Bush, Aznar, Blair y tantos otros sean juzgados por un tribunal internacional, y que éste sea tan ecuánime como lo fue con el periodista que le tiró los zapatos a Bush o como lo han sido con los activistas de GreenPeace por exhibir un cartel.
  • Que el dinero que se invierte en cenas de gala, coches oficiales, protección de la banca, etc… se haga ahora en una Seguridad Social Universal para que todo el mundo tenga acceso a los servicios de salud.
  • Que desaparezca ETA.
  • Que actuemos de verdad contra las verdaderas causas de la pobreza aunque ello implique luchar contra la extrema riqueza.
  • Que los esclavistas sean transformados en esclavos durante el 2010 y que a lo único que se le obligue es a liberar a sus esclavos para posteriormente liberarlos a ellos.

¡Un feliz 2010 para todos!

La INSOLIDARIA Liga de Fútbol de Profesional

Leo en Público que la Liga de Fútbol Profesional amenaza con parar la competición si se aprueba una modificación de la llamada ley Beckam que supondría elevar al 43 por ciento el IRPF de los deportistas extranjeros afincados en España con rentas superiores a 600.000 euros anuales (ahora cotizan el 24%).

Me parece impresentable que personas con ese nivel adquisitivo tengan que pagar bastantes menos impuestos que los demás, además aprovechándose de una norma que no estaba pensada para que los clubes tiraran la casa por la ventana comprando (o tirando el dinero) los servicios de futbolistas extranjeros a precio de oro, sino que estaba pensada para atraer a personal cualificado (altos directivos, investigadores….), por lo que regular esta situación para que deportistas que nadan en la abundancia al menos paguen como cada hijo de vecino me parece que es algo que se debía haber hecho hace mucho tiempo.

Y ahora que salgan los señores de la Liga de Fútbol Profesional quejándose me pare inaudito, tanto que estoy por dejar de ver fútbol, o ir a ver los partidos de infantiles y juveniles en los que obligan a los entrenadores a que todos los chavales jueguen durante el partido.

Sólo se me ocurre un calificativo para las personas que han lanzado esta amenaza:

I N S O L I D A R I O S