Carta de un chino a los aztecas, una reflexión alternativa del día de la Hispanidad

David, en su magnífico blog La Otra Agenda, nos hace una reflexión alternativa del día de la Hispanidad que hoy se celebra. Os la recomendamos:

Europa ‘descubrió’ América buscando las indias y a sus habitantes llamó ‘indios’. Pero ¿y si la conquista hubiera sido a la inversa? Supongamos que los aztecas hubieran ‘descubierto’ Europa buscando, por ejemplo, China…

¿Cómo sería nuestra vida hoy? ¿Se habrían repetido los mismos errores de la conquista, el expolio de recursos, la destrucción de símbolos identitarios, la esclavitud…? ¿Cómo serían nuestras relaciones políticas o económicas hoy? ¿Cuáles serían nuestros conflictos, nuestras guerras, nuestros movimientos de lucha ‘indígena’?.



Este video ha sido producido por el Equipo de Comunicación Educativa (Ecoe) al que acompaña una unidad didáctica.

6 pensamientos en “Carta de un chino a los aztecas, una reflexión alternativa del día de la Hispanidad

  1. No me llega ni a reflexión. Veo una puerilidad basada en cambiar A por B y B por A.
    Pretender explicar los desmanes de unos cuantos bestias en un momento histórico determinado con la moral y la situación actual me parece banal. ¿Cuantas barbaridades se han hecho a lo largo de la historia? Infinitas, pero pongámoslas en su momento concreto y juzguémoslas situándonos en ese momento histórico. ¿Juzgamos ahora los sacrificios humanos que los aztecas o los mayas hacían? Soy profesor, en España, y cuando llega el momento, explico “El Descubrimiento de América” y también “La Reconquista” a los árabes y me limito a contar los hechos históricos, las batallitas, y las barbaridades que hicieron unos y otros. Pero de ahí a pretender remover la conciencia por lo que pasó en 1492, hay un trcho muy largo. Es más, posiblemente los que enarbolan ese patriotismo exacerbado en latinoamérica suelen ser descendientes de aquellos “colonizadores” que allí se quedaron. Saludos.

    • Para mí el problema no estriba en el juicio al pasado, sino que a día de hoy continuamos vanagloriándonos de las salvajadas que hicimos entonces, ¿qué otros hicieron otras salvajadas?, no me cabe duda, pero si hoy las celebraran me parecería igual de mal. Saludos.

  2. No se está cambiando nada, sólo es una hipótesis, ¿y si hubiéramos sido nosotros las víctimas, lo estaríamos celebrando? Quizá en ese momento histórico concreto tuviera cierto sentido, no lo apoyo pero es factible, ¿acaso hemos aprendido de los errores que se cometieron? Yo diría que no, los seguimos cometiendo enarbolando causas distintas.

    Saludos.

  3. En estos temas suele haber un error de partida que es el “nosotros”. Tendemos a extrapolar al pasado nuestra propia realidad presente como si fuera una fotografía fija. Parece una obviedad pero hay que decirlo: ni los conquistadores somos “nosotros”, ni la mayoría de población de América Latina tienen mucho que ver con los indígenas. En lugares como Argentina más bien nada. Yo no hice ninguna salvajada, y nadie puede llamarse mi víctima. Es como Benedicto XVI pidiendo perdón a Grecia por la IV Cruzada: ni ese señor es responsable de lo que ocurriera en el sigo XIII (y sí de muchas cosas presentes) ni los griegos de hoy en día están facultados para perdonar a unos señores que llevan siete siglos muertos.

    No me siento capaz de condenar a los conquistadores. Como tampoco sería capaz de condenar los sacrificios humanos o el imperialismo azteca. Hay que tener en cuenta el contexto y la mentalidad de la época. Y saber que nunca jamás podremos saber toda la verdad, así que siempre faltarán elementos de juicio.

    Por otra parte me parece peligroso: ensalzar las hazañas de Hernán Cortés es tan iluso como glorificar lo que hubiera podido ser el Imperio Inca o Azteca de no haber terminado tan abruptamente, y ese tipo de glorificaciones de un pasado heroico terminan justificando las cosas más absurdas en la actualidad.

    Tampoco me parece práctico. No me gusta apresurarme en calificar algo de “barbaridad”. Me interesa más bien comprender por qué ocurren las cosas, sus causas, sus condicionantes, la mentalidad que las genera, la sociedad en la que se producen… la Historia, como baúl de enseñanzas morales es traicionera, la verdadera enseñanza que nos deja no se ve a simple vista: son las herramientas mentales que hay que desarrollar para comprenderla, el ejercicio de crítica (en sentido amplio) o la capacidad de desarrollar una visión amplia. Cosas que se pueden aplicar a un presente que sí se puede transformar.

    Vamos, digo yo, que creo que llevo un rato embrollándome…perdón por el rollo.

  4. Creao que estan dejando a un lado el hecho de disfrutar una ucronia. Aqui nadie esta culpando a nadie, solamente se esta planteando un “Y si…” Al profesor en España, que dice nada mas enseñar las batallitas y poco mas, muy mal. Yo soy Colombiano y me crie en España, y llegue a los 16 año aca, pensando que cuando los Españoles se encontraron con America, los aborigenes estaban en tapa-rabos, mientras que no fue asi. Muchos pueblos aboregines, estaban mas desarrollados que en Europa en muchos aspectos, por ejemplo:
    Los Aztecas tenian aglomeraciones urbanas de mas de un millon de habitantes.
    Los Incas tenian desarrollada la nautica, y conocian la polinesia 492 años antes que Colon llegara a este continente.
    Los Mayas en astronomia, y los Muiscas estaban al tanto sobre la igiene de su boca, enjuagandose con Chicha (Bebida embriagante a base de fermentacion de maiz). Es decir, que los Aztecas no estaban tan lejos de poder haberse encontrado con Europa, despues de todo, no era una sociedad primitiva, carente de desarrollar ingieneria nautica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *