Cuando el dinero público se usa para comprar prestigio personal

La Audiencia Provincial de Madrid no ha encontrado delito en el hecho de que nuestro ex-presidente Aznar se gastara 2’3 millones de euros de dinero público en gestionar la obtención de la medalla de oro del congreso estadounidense para su persona, usando como justificación (¿o excusa?) estrechar los lazos del gobierno de España con el de Estados Unidos, y esto habría revertido en mejoras para la sociedad española que no se concretaron, y además aunque se hubiese hecho esa medalla no le fue concedida, ¿acaso no se invirtió suficiente dinero?.

De todas formas el tribunal considera sorprendente» destinar una partida de los Presupuestos del Estado a lograr que el Congreso de EE UU conceda una medalla a Aznar» y afirma que la medalla «supone también bastante de vanagloria personal».

Creo no equivocarme al afirmar que este episodio justifica la poca confianza que l@s ciudadan@s tenemos en nuestr@s polític@s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *