Derechos humanos en peligro de extinción

Estatua libertad guerrera

Hace un par de semanas apareció en el periódico El País (30-09-06) la noticia de que el Congreso de los EE.UU había aprobado la Ley que limita los derechos legales de los sospechosos de terrorismo. En la Cámara de Representantes, 219 republicanos y 34 demócratas fueron mayoría, frente a 160 demócratas y 7 republicanos rebeldes, que votaron en contra.

Parece ser que la lucha contra el terrorismo se ha convertido en el caballo de batalla para ganar las próximas elecciones legislativas el 7 de noviembre próximo. Las encuestas señalan que los demócratas están mejor valorados en todos los terrenos excepto en el de la lucha contra el terrorismo, de ahí que George W. Bush y su partido hayan emprendido toda una ofensiva para evitar que sus contrincantes se hagan con la mayoría en las dos Cámaras del Congreso. Ante las acusaciones lanzadas por los republicanos de â??ser unos blandosâ? e incluso de â??mimar a los terroristasâ?, los demócratas dudan y se dividen. Mientras tanto, los que pierden, sin ningún género de dudas, son los ciudadanos, los cuales ven reducidos de forma alarmante derechos esenciales que debe garantizar todo Estado de Derecho que se precie.

Para empezar, la ley antiterrorista no reconoce el â??habeas corpusâ?, que es el derecho a â??comparecer ante un juez para que determine la legalidad de la detenciónâ?. Según Candace German,, abogada de presos de Guantánamo, â??todo el que no sea estadounidense y viva aquí sin visado, puede perder su habeas corpusâ?.

La ley permite también la detención ilimitada de supuestos terroristas y su enjuiciamiento por tribunales militares sin derecho de apelación; también admite pruebas secretas o declaraciones conseguidas en â??circunstancias especialesâ? (¿mediante tortura?). Además, pretende proteger a militares que la practicaron hasta el 2005. Aunque la ley reconoce las convenciones de Ginebra sobre los derechos de los prisioneros de guerra, le reserva al Ejecutivo su â??libre interpretaciónâ?.

Parece evidente que desde el 11 de septiembre de 2001, estamos presenciando un pulso entre derechos y libertades civiles y leyes que pretenden minarlos en pro de la seguridad. En Estados Unidos está claro que, de momento, el pulso lo ha ganado ésta última. Pero la Unión Europea, que hasta ahora se mantenía más o menos firme frente a estas acometidas, de forma más lenta y quizás más imperceptible, parece estar cediendo a las presiones del â??amigo americanoâ?. Un claro síntoma de ello es el acuerdo entre ambos sobre la cesión de datos de todos los pasajeros que vuelen hacia ese país. Y es que las distancias cada vez son más cortas -en todos los sentidos-.

María Sanjuán

2 pensamientos en “Derechos humanos en peligro de extinción

  1. ¡Vaya! ¡Si se creen que controlan el mundo!

    ¿Por qué creen que mejorar el mundo es ser mas prisioneros?
    Huy, es verdad, piensan que su «patria» esta en peligro… mientras ponen en peligro otras tierras.

    Vamos, todos pensais lo mismo asi que no voy a repetir las criticas que tenemos en nuestra cabeza porque seria aburrir al lector.

  2. Viendo las reacciones que se producen ante las limitaciones de ciertos derechos en EEUU y otros países, me alegro de constatar que mucha gente empieza a valorar lo que antaño denominaban despectivamente como «libertades burguesas». Algo hemos avanzado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *