En otro de los blogs de este Instituto se ha publicado un artículo muy interesante extraído de una noticia publicada en el diario El País, a continuación os copio y pego el contenido del mismo:

Hace unos días, apareció publicado en el periódico El País un reportaje sobre la terrible costumbre existente en algunos países asiáticos, como China o India, de asesinar a las niñas recién nacidas. El argumento esgrimido por los padres infanticidas es que los hijos varones son los únicos que permanecen con la familia, incluso aunque contraigan matrimonio, mientras que las hijas, cuando se casan, pasan a formar parte de la familia del marido.Aunque nos parezca mentira, en el mundo en que vivimos, apenas a 10 horas de avión, se siguen cometiendo estas atrocidades. Desde aquí, las denunciamos y hacemos nuestro el mensaje en favor de la dignidad de la mujer que encierran estos versos de Gioconda Belli:â??Y dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.�

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *