BOLIVIA NO SE VENDE

bolivia

Hace poco leí en internet: â??La historia de Bolivia se escribe con los piesâ?. Creo que en España hacer algo con los pies es hacerlo mal, sin embargo, en Bolivia escribir la historia con los pies significa ir construyendo un país con la gente que se mancha de tierra al caminar, con la gente que camina… a pie y unida. Con los campesinos, los indígenas, los mineros y los trabajadores y, por supuesto, con las campesinas, las indígenas, las mineras y las trabajadoras. Las incansables y luchadoras mujeres bolivianas, cuádruplemente excluidas: por ser mujeres, por ser indígenas, por ser pobres y, ahora también, por ser bolivianas.

¿Qué está pasando en Bolivia?

Según nuestros medios de comunicación pareciera que una panda de salvajes, â??subdesarrolladosâ? y malagradecidos con â??sus hermanosâ? españoles quisieran arrebatarnos algo a nosotros… y al parecer lo que nos quieren arrebatar es tan gordo que se ha convertido en asunto de estado. Además pareciera que Evo Morales, presidente electo por mayoría absoluta (por cierto, en unas elecciones con un índice de participación del 81%, que ya lo quisiéramos en España para nosotros) anteayer iba caminando por la calle, se encontró con Fidel Castro y Hugo Chávez y éstos dos le convencieron de que nacionalizara los hidrocarburos solo para fastidiar al resto del planeta y, por supuesto, para fastidiar a Repsol y, de paso, a todos los ciudadanos de España. Algo así como lo que le sucedía a Pinocho en el cuento cuando iba a la escuela y dos gamberros le convencieron de que se fuera de juerga con ellos… con la diferencia de que el Pinocho oficial del planeta, vive bastante más al norte que Evo, Chávez y Castro.

Repito ¿qué está pasando en Bolivia? Para algunos lo que está pasando es algo que hay que frenar como sea (¿tenemos miedo de algo?), para otros es síntoma del escaso desarrollo del país…. para mí (y pido perdón si ofendo a alguien pero es mi opinión, sólo mi modesta opinión) lo que está pasando en Bolivia es lo más esperanzador y coherente que ha ocurrido en el mundo en los últimos años.

Imagina que naces en uno de los países más ricos del mundo (el país del que proviene la expresión â??vale un potosíâ?, precisamente por la cantidad de oro y piedras preciosas que había, digo bien, había en las montañas de la región boliviana de Potosí). Rico en todo tipo de recursos naturales entre los que se encuentra el preciado oro negro, el petróleo, además de flora y fauna, minerales, agua, gas, etc. Imagina ahora que, a pesar de las riquezas de TU país, y el 80% de la gente como tú, recibes por tu trabajo menos de 2 â?¬ al día, es decir, menos de 60 â?¬ al mes. Imagina que no tienes para comer, ni para una buena casa, ni para estudiar, ni para pagar la luz y el agua y, por supuesto, ni para ir al médico si te enfermas. Imagina que un buen día te preguntas por qué los demás se hacen ricos con tus riquezas mientras tu sigues siendo pobre, ignorado y excluído.

Pues lo que está pasando es precisamente eso, que en Bolivia se han dado cuenta de que las empresas extranjeras se llenan los bolsillos con sus recursos naturales mientras dejan a su paso miseria, explotación y contaminación. Se han dado cuenta de que muchos países que no tienen la riqueza de Bolivia se llaman a si mismo ricos, mientras a ellos los llaman pobres. Y se han dado cuenta de que los ricos no son ricos, sino que se han enriquecido, al igual que los pobres no son pobres, los han empobrecido. Digo más, los hemos empobrecido.

Y se han cansado de aguantar…. así de sencillo. Pero no nos confundamos, no se cansaron la semana pasada, ni el mes pasado. No se cansaron porque Evo Morales se lo dijo… hace años que están roncos de gritar â??¡¡BOLIVIA NO SE VENDE!!â?. Y el derecho que tienen a gritar es tal que se encuentra amparado por varias medidas y normas legislativas:

Según los artículos 136, 137 y 139 de la Constitución Política del Estado â??los hidrocarburos son bienes nacionales, de dominio originario, directo, inalienable e imprescriptible del Estado boliviano, de forma que constituyen una propiedad pública inviolableâ?. Según el inciso 5 del artículo 59 de la mencionada Constitución â??los contratos de explotación de riquezas nacionales deben ser autorizados por el Poder Legislativoâ? (los contratos realizados hasta la fecha, tanto a Repsol como al resto de transnacionales, incumplían esta norma, por lo que son ilegales). Según los artículos 24 y 135 de la Carta Magna boliviana â??todas las empresas establecidas en el país se consideran nacionales y, por tanto, están sometidas a la soberanía y autoridades de la Repúblicaâ?.

La decisión de nacionalizar los hidrocarburos, además de estar amparada por la ley, no obedece más que a la decisión del 70% de bolivianos y bolivianas que, el 18 de julio de 2.004, aprobaron en un referéndum vinculante la recuperación de sus recursos naturales. ¿El hecho de que sean mayoritariamente pobres e indígenas no les da derecho a elegir democráticamente su destino?.

Desde luego que la historia no es sencilla de comprender, las cosas no ocurren porque si, de la noche a la mañana, sino que se gestan lentamente. Bolivia es un país inestable: en sus 181 años de democracia ha sufrido 187 intentos de golpes de estado, solo en los últimos 70 años más de 10 presidentes bolivianos han ocupado su cargo por periodos inferiores a un año (alguno incluso por periodos de 15 días o 1 mes). Algo pasa en Bolivia, algo pasaba ya en Bolivia antes de Evo Morales. A mí me parece que la única diferencia con la Bolivia de hace 10 años es que ahora tiene un presidente que, por ahora, escucha a su pueblo, ese pueblo que lleva años gritando, pidiendo justicia, esperanza, futuro y dignidad. Ese pueblo que quiere lo que es suyo, lo que la tierra les regaló, lo que les pertenece (¿o es que si tu vas de visita a casa un amigo y ves que en el armario tiene un pantalón que te gusta, te lo quedas?).

En los últimos 6 años Bolivia ha tenido 5 presidentes (sin contar a Evo Morales) y todos ellos han intentando vender todo lo vendible: el agua, el gas, el petróleo, etc. En los últimos 6 años han intentado aumentar desmesuradamente los impuestos, reducir los salarios, congelar las inversiones públicas, subir las tarifas del agua potable….. Y el pueblo boliviano ya debe sentir que se les ha colmado la paciencia. Ahora Bolivia exige, al menos, ser escuchada. Y yo creo que es absolutamente merecedora de este derecho. El derecho de los pueblos a gritar para defender lo que es justo debería ser siempre directamente proporcional al deber de sus gobernantes a escuchar, y por primera vez en muchos años de historia (no de historia de Bolivia, de historia del mundo) así ha sido. Tal vez en lugar de llevarnos las manos a la cabeza deberíamos felicitar a Evo Morales por darnos ejemplo.

Desde mi punto de vista está bastante claro y es bastante razonable lo que está pasando en Bolivia, pero

¿Y lo que está pasando en España?

Creo que tengo capacidad de entender las cosas, si me las explican, así que me gustaría que alguien me explicara por qué razón estamos en España tan preocupados por lo que le puede suceder a Repsol tras esta medida boliviana. Hasta donde yo sé, esta empresa ni está en bancarrota, ni depende en exclusividad de los yacimientos bolivianos, ni se va a ir a la ruina. Hasta donde yo sé, esta empresa es de capital privado, español, si, pero privado… vamos que sus beneficios solo repercuten en los bolsillos de unos cuantos accionistas, no en los de los españoles de a pie. Hasta donde yo sé, además, el gobierno boliviano no está â??echandoâ? del país a estas empresas. Podrán continuar su trabajo, solo que en condiciones de equidad; Evo Morales lo expresaba esta misma mañana de una manera bastante clara: â??Bolivia no pretende expropiar, confiscar o expulsar a las empresas petrolíferas. No serán más las dueñas de nuestros yacimientos, pero podrán seguir siendo sociasâ?.

Supongo que lo que preocupa a los ciudadanos es que suba el precio de los combustibles…. pero resulta que el precio de los combustibles lleva subiendo de manera imparable e irracional desde hace más de tres años, casualmente los mismos años que dura ya la famosa guerra de Irak, esa que se hacía para garantizar la paz mundial, o algo así, esa que iba a durar una semana, esa que iba a garantizar a los y las iraquíes (y al mundo) una vida mejor. Pues sí, puede que el combustible suba, perdón, siga subiendo, pero me temo que eso mejor sería contárselo al Pinocho del que os hablaba antes.

Para finalizar, quisiera dejaros una pregunta: Si tú fueras boliviano o boliviana y amanecieras una mañana viendo el panorama actual ¿Qué pensarías de tu gobierno?¿Y del nuestro?.

Marta Barreira Sevillano (Coordinadora del proyecto Ideas de Maíz, impulsado por MAÍZCA e IDEAS).

12 pensamientos en “BOLIVIA NO SE VENDE

  1. Marta,
    si yo fuera boliviano sin duda estaría más esperanzado hoy que antes de que mi gobierno tomara esta decisión.

    Pero soy español, ¿y qué siento como español?, pues que ojalá mi gobierno tuviera la convicción de actuar con la justicia y la libertad que lo ha hecho el gobierno boliviano.

    Pero ahora, para que no estén solos frente al poder casi absoluto de las multinacionales que lo domina todo, incluido medios de comunicación, debemos apoyar a los bolivianos en este duro camino.

    Saludos Marta, y bravo por este blog.

  2. Lo increible es que tengamos al gobierno español patas arriba por esto… que es que Repsol es: primero de capital extranjero (casi en un 50%, del cual casi la mitad de EEUU), y el resto del capital español es privado!! Y privado digo del BBVA, de La Caixa…

    Hemos perdido tanto el NORTE que nos parece normal defender los intereses de estas grandes corporaciones por encima de los del pueblo boliviano.

    En fín, desde aquí nos queda apoyar el proceso de Bolivia y dejar claro a REPSOL que no vamos a dejar que salgan impunes de lo que hacen en América Latina…. (http://www.repsolmata.info/)

    Estupendo artículo Marta!

  3. Si yo fuera boliviana me alegraría por tener este gobierno que por fin demanda lo que es nuestro.
    Yo me alegré el día que vi la noticia en televisión, espero que por fin puedan disfrutar de sus riquezas y puedan mirar al futuro con esperanza.
    Me ha gustado mucho el artículo, saludos para Marta.

  4. Felicidades a Marta por el artículo. Si yo fuera Boliviano me sentiría totalmente orgulloso y respaldado por mi gobierno. Pero resulta que soy español… Y siento indignación porque mi gobierno tome esa postura tan egoísta respecto a los países empobrecidos. Me indigno porque un tercio de los recursos que destina el estado español a la «cooperación internacional» tengan como única finalidad el apoyo a la inversión extranjera. ¡Vaya cooperación! Me siento indignado porque destine más recursos aún para proteger y asegurar a las empresas que roban a otros pueblos lo que es suyo. ¡Y pienso que algo tenemos que hacer! Los medios de comunicación llaman de populistas a los gobernantes que defienden a sus poblaciones pero dicen que son democráticos los políticos occidentales que se hacen muchas fotos sin respetar lo que piensa y necesita su propia gente. ¡Qué injusto!

  5. En primer lugar enhorabuena por el artículo. Mi opinión al respecto es que aunque aparentemente pueda asustarnos que tiemblen las grandes empresas o multinacionales españolas y nos entre el miedo por si peligra su estabilidad o el empleo, considero que puede haber un equilibrio entre un lógico y deseable desarrollo de un país (Bolivia en este caso) y la obtención de un beneficio empresarial por parte del capital extranjero (BBVA, REPSOL, etc.). Aún así, pensando en un proyecto global (y es en los pocos casos en los que me gusta la globalización), considero que la situación es beneficiosa y apoyo por la nacionalización de los benificios de los recursos de Bolivia, no sé si a través de la nacionalización del sector, pero lo que no es coherente es que la inmensa mayoría de las ganacias no aporten nada al desarrollo del país de origen de las mismas, y sirvan casi únicamente al lucro de las empresas (aunque éste sea lógico y además sean empresas españolas).
    Así, y como moraleja, ojalá cunda el ejemplo en más países y también en las empresas para que racionalicen su intervención y se sensibilicen con temas como la responsabilidad social corporativa, porque otro mundo es posible, y no sobra nadie, las empresas podrían seguir allí, pero no actuando de la misma manera. Llámenme utópicoo ingenuo, pero creo que es por lo que hay que luchar.
    Un saludo y enhorabuena de nuevo tanto a Marta 😉 como a los demás que han opinado.

  6. Pienso que no es justo que en los paises de guerra como por ejemplo Irak, los niños sean drogados y las niñas sean explotadas porque los niños y las niñas son obligados a matar, robar, violar, etc y ningún niño tendría porque hacer nada como eso.

  7. A mi me parece muy mal que los niños tengan enfermedades, tengan que robar, etc. Tenemos que hacer algo, lo que no puede ser es que los niños/as de Africa y otros paises vivan muy mal y no tengan cobijo. Y a mi me da mucha pena. Si el mundo no fuera tan caro no habría tantos problemas.

  8. Me parece muy bien que se resalte la problemática de países como Bolivia, y su derecho a usar sus fuentes de energía como mejor les parezca. Pero me gustaría destacar una serie de datos que al parecer algunos han pasado por alto: a) El descubrimiento masivo de gas fue hace apenas 15 años (la histórica pobreza boliviana no tiene nada que ver con su utilización). b) Antes del Decreto del 1º de Mayo el Estado boliviano se llevaba el 60% de los ingresos (tal y como seguirá ocurriendo con los yacimientos menores) sin incurrir en gastos (calculados en un 15% de tales ingresos). Es decir el 75% del beneficio era para el Estado. c) La principal empresa es Petrobrás, BRASILE�A y P�BLICA: Si hubiese explotación, sería del pueblo brasileño al boliviano (no del 1º Mundo al 3º. Después la hispano-argentina Repsol y una belga. Los EEUU n tienen nada que ver. d) Según los cálculos del vicepresidende García Linera esperan recaudar unos 1500 millones en los próximos 4 años, cuando ahora la recaudación es de unos 350 millones al año (1400 en 4 años). Formidable aumento.

  9. felicidades por el articulo.
    soy boliviana, y me siento muy orgullosa de serlo desde que pise suelo español y me di cuenta de la realidad,
    me parece bien que la gente (sobre todo española) se entere de lo que esta pasando en bolivia,
    gracias por tener un punto de vista imparcial al respecto.

  10. Nos gustaría enterarnos aun más de lo que pasa en Bolivia. Por eso le pregunto a Jisela qué le parece el acuerdo entre Bolivia y Venezuela por el cual se crea Petroandina, dedicada a explotar los pozos bolivianos. Venezuela se llevará el 40% de los beneficios (según mis datos, más de lo que se llevaban las petroleras «capitalistas» antes del Decreto del 1º de Mayo de 2006). Y hablando de cuestiones más actuales aun y más puramente políticas, también me gustaría saber si es cierto que la aprobación de la nueva Constitución «refundadora» del país se intenta realizar sin seguir las exigencias de mayoría contenidas en la actual Constitución, o si es cierto que se crearán 2 tipos de Justicia (occidental o indígena), o si se pueden comparar las acciones actuales de las provincias opositoras con la violenta actitud adoptada por Evo cuando estaba en la oposición, por ejemplo cuando se intentó exportar gas a través de Chile.

  11. Pingback: Rincón Solidario » Blog Archive » Bolivia, ¿resurge el racismo colonial?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *