Indonesia consigue que se le garantice el acceso a la futura vacuna contra la gripe aviar

A estas alturas todos hemos oído hablar de la gripe aviar y conocemos sus consecuencias y peligros, y a lo mejor algo menos de los países a los que más afecta, bastante pobres como el caso de Indonesia que además lleva ya 63 muertos.

Bueno pues resulta que la OMS había pedido gratuitamente a Indonesia y otros países afectados muestras del virus de esta enfermedad (H51) para poder estudiarlo y crear una vacuna, a lo que estos países se prestaron. Hasta aquí todo parece muy lógico.

Los problemas llegan cuando desde Indonesia se dan cuenta de que estas muestras han sido enviadas a empresas farmacéuticas de países ricos que han comercializado sus investigaciones, han intentado patentar la posible vacuna y que tenían intención de venderles esa vacuna a precio de oro.

¿Y qué hacen entonces estos países «exportadores» de muestras al constatar que están colaborando para crear una vacuna a la que no tendrán acceso?, pues en Diciembre decidieron interrumpir estos envíos mientras el sistema siga funcionando de manera tan injusta, y anunciaron que sólo colaborarían si se cumplía la exigencia de conseguir para los países más afectados por esta enfermedad un precio preferente de las vacunas, un distribución justa (basada en la necesidades y no en los recursos) y la transferencia de tecnología.

Como ejemplo de lo «injusto» del sistema, la ministra de salud de Indonesia relató que en 2005, «cuando teníamos 20 casos humanos a la vez», su país pidió Tamiflu (el medicamento recomendado por la OMS para combatir la gripe aviar) y Roche, su fabricante, le dijo que no tenía «porque los países ricos habían acabado con las existencias», ¿qué os parece?.

El fruto de este tira y afloja ha sido el compromiso por parte de la OMS de asegurar una distribución justa y equitativa entre los Estados de los beneficios que arroje el desarrollo de vacunas contra la influencia aviar y contra una gripe pandémica.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *