Declaración Universal de los Derechos Humanos. Artículo 10

Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.

Desde hace mucho tiempo se condena a personas que no han hecho nada o que lo que han hecho no se merece una condena, a veces se hace sin juicio y otras veces se crean pantomimas a las que llaman juicios pero que no tienen ningún atributo de justicia ni imparcialidad puesto que la condena ya está fijada antes de que se celebre el acto. Tenemos muchos ejemplos a lo largo de la historia, como la condena a Galileo Galilei, las 13 muchachas conocidas como las 13 rosas que fueron ejecutadas después de la Guerra Civil o más recientemente los tribunales militares para juzgar a los presos de Guantánamo.

Si eres docente y quieres trabajar este derecho en clase te recomendamos:

  • Las sugerencias didácticas de Amnistía Internacional.
  • La película Las 13 rosas basada en hechos reales, al acabar la Guerra Civil, entre las muchas detenciones que se produjeron también fueron detenidas y encarceladas trece chicas, acusadas de colaborar con las Juventudes Socialistas. Como represalia por un atentado cometido cuando ya estaban encarceladas fueron fusiladas cinco días más tarde, junto con 43 personas más. Para aprovechar el trabajo con películas en clase te sugerimos esta guía.

61 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Hace justamente un año publicábamos una entrada con el mismo motivo que hoy, se cumplía un aniversario más de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en este caso se cumplen 61 años de la misma y como pasó el año pasado no podemos hablar de celebración ante el panorama tan desolador para la humanidad en el que nos encontramos. Por citar algunos motivos para la no celebración mencionar que hemos superado por primera vez los mil millones de personas que pasan hambre, que tenemos al menos las mismas guerras que el año pasado, que la tortura, la esclavitud y la violencia de género sigue ahí presente, ¿seguimos? y por si fuera poco en España hemos contribuido también durante el 2009 al deterioro de esta declaración limitando las competencias de nuestro país en la persecución de los delitos internacionales.

Pero ante este panorama nada halagüeño tenemos que decir que no aceptamos esta situación, no nos rendimos, ni nos rendiremos, seguiremos luchando desde este minúsculo blog por aportar nuestro granito de arena por un mundo donde esta Declaración Universal tenga cabida y seguiremos denunciando a todo aquel que la pisotee, siguiendo la estela de María:

Y como no, en un día tan especial tenemos que seguir recordando la lucha de Aminetu Haidar por los derechos del pueblo saharaui y denunciando su expulsión ilegal de Marruecos por lo que lleva 25 días en huelga de hambre. En homenaje a su lucha os dejamos una copia de la carta que ha realizado por ser hoy el día que es:

Hoy es 10 de Diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos. En estos momentos en los que se conmemora un día sagrado para la Humanidad, un día de ideales y de principios que garantizan los derechos básicos; yo, que soy defensora de Derechos Humanos, estoy en huelga de hambre desde hace 25 días a causa de la injusticia y de la falta de respeto a los Derechos
Humanos.

Hoy, después de mi expulsión ilegal de mi tierra por las autoridades marroquíes, después de ser retenida ilegalmente en este aeropuerto de Lanzarote por el Gobierno español y de ser separada de mis hijos contra mi voluntad, siento más que nunca el dolor de las familias saharauis separadas desde hace más de 35 años por un muro de más de 2.600 kilómetros.

Hoy, como cada día, sufro pensando en mis compañeros encarcelados, sufro pensando en los siete activistas de Derechos Humanos que, por decisión arbitraria del gobierno marroquí, van a comparecer ante un tribunal militar y son amenazados con la pena de muerte. Pienso también en la población saharaui, oprimida y reprimida diariamente por la policía marroquí en el Sahara
Occidental. Y pienso en su futuro.

En este Día Internacional de los Derechos Humanos felicito a todas las personas libres que defienden los derechos elementales y se sacrifican para lograr paz en el mundo, y al mismo tiempo les lanzo un llamamiento urgente para la protección de los derechos de mi pueblo, el pueblo saharaui.

Hoy es también un buen día para la esperanza, un día que aprovecho para pedir al mundo y especialmente a las madres, que apoyen mi reivindicación, que es el regreso al Sahara Occidental. Deseo abrazar a mis hijos, deseo vivir con ellos y con mi madre, pero con dignidad.

Hoy quiero agradecer a la sociedad española su solidaridad y su defensa continua de los derechos legítimos del pueblo saharaui y también, su solidaridad conmigo en estos duros momentos.

Aminetu Haidar
Aeropuerto de Lanzarote, 10 de Diciembre de 2009

Y por último os recordamos que seguimos trabajando en nuestra recopilación de artículos de los derechos humanos.

Declaración Universal de los Derechos Humanos. Artículo 9.

Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

En muchos países hay personas a las que los gobiernos hacen “desaparecer”, son encarcelados, torturados y/o asesinados sin que sus familiares tengan ninguna información ni puedan reclamar ante la justicia, ejemplos de ello son las desapariciones en Chile, Guatemala y Argentina, que ocasionó la aparición de las Abuelas de la plaza de Mayo, o en nuestro país las desapariciones de personas del bando republicano después de la guerra civil cuya investigación por parte del juez Garzón se está encontrando con tantas trabas.

Si eres docente y quieres trabajar este derecho en clase te recomendamos:

  • Las sugerencias didácticas de Amnistía Internacional.
  • La película Missing basada en un caso real acontecido en los turbulentos días del golpe de estado de Pinochet en Chile. Para aprovechar el trabajo con películas en clase te sugerimos esta guía.

Declaración Universal de los Derechos Humanos. Artículo 8.

Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.

Un derecho que no poseen muchísimas personas, como por ejemplo las que se encuentran detenidas en Guantánamo, o los palestinos que se han quedado sin vivienda por el “legítimo derecho a la defensa” de su vecino Israel. Y un derecho que en muchas ocasiones se encuentra limitado cuando tienes que litigar contra algún poderoso capaz de pagarse a los abogados más caros y buenos capaces de demostrar la inocencia de un acusado con su habilidad independientemente de que éste sea o no culpable.

Si eres docente y quieres trabajar este derecho en clase te recomendamos:

Declaración Universal de los Derechos Humanos. Artículo 7.

Todos (y todas) son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos (y todas) tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.

Y esto es así independientemente de que tengas más o menos dinero, de que seas hombre o mujer, europeo o asiática, de que tengas una legión de abogados o sólo uno de oficio. Pero desgraciadamente la realidad todavía no invita al optimismo, basta con leer la prensa y ver como hay noticias que llevan a pensar lo contrario, o ver la televisión y ver como grandes y políticos magnates se van de rositas (y hasta ofendidos) después de ser responsables de grandes desfalcos, de gastarse el dinero del contribuyente en intereses personales o de atentar vilmente contra los derechos humanos.

Si eres docente y quieres trabajar este “derecho” en clase te recomendamos:

  • La película Grita Libertad, donde se expone el problema de la población de color en la Sudáfrica del “apartheid” a través de la relación de un periodista blanco y un activista de color que es asesinado.
  • Las sugerencias didácticas de Amnistía Internacional.

Declaración Universal de los Derechos Humanos. Artículo 6.

Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

Se entiende por personalidad jurídica aquella por la que se reconoce a una persona, entidad, asociación o empresa, capacidad suficiente para contraer obligaciones y realizar actividades que generan plena responsabilidad jurídica, frente a sí mismos y frente a terceros.

Como propuestas didácticas para usar en clase recomiendo:

Declaración Universal de los Derechos Humanos. Artículo 5

Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Se entiende como tortura:

Todo acto por el que se inflige intencionalmente a una persona dolores o sufrimientos graves ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que haya cometido, o de intimidar o coaccionar as esa persona o a otras, o por cualquier potra razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores y sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de sus funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia.

Son más de 100 países los que practican la tortura sistemática, y seguramente habremos oído sus nombres y las atrocidades que comenten en los informativos, pero lo que cuesta más oir es el hecho de que los países que nos llamamos desarrollados TAMBI�N incumplimos ese derecho, y no tenemos potestad ni patente de corso para incumplirlo, ni siquiera para cerrar los ojos mientras otros lo incumplen por muy poderosos que sean, como han hecho los gobernantes de nuestro país con el vergonzoso episodio del traslado de presos a Guantánamo, donde se han incumplido la mayoría de los puntos acordados y firmados en la Convención contra la Tortura.

Como propuestas didácticas para usar en clase recomiendo:

Declaración Universal de los Derechos Humanos. Artículo 4

Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre; la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.

¿Si tú fueras la maestra qué contestarías?. Ser un esclavo es estar controlado por otra persona o personas de tal manera que tu voluntad no pueda determinar el curso de tu vida, ni ser remunerado por tu trabajo, siendo estos sacrificios imposibles de reclamar. Aunque la mayoría de la gente cree que la esclavitud es cosa del pasado, ésta se presenta donde quiera que la pobreza, las condiciones sociales y la ingenuidad puedan se explotadas. Hay más de 30 millones de esclavos en el mundo.

Declaración Universal de los Derechos Humanos. Artículo 2

Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.